Aplicando la de “a tierra que fueres, haz lo que vieres”, los del PRD en el Senado se pusieron “benévolos” y propusieron otorgar amnistía a todas las mujeres que se encuentren en el tambo por el “delito” de decidir sobre su cuerpo… es decir, abortar.

De acuerdo con Proceso, la propuesta perredista busca que las mujeres que hayan sido privadas de su libertad por haber abortado, “independientemente de las causales”, sean beneficiadas con la amnistía… que sean amnistiadas, pa’ pronto. Además, también se contempla que cualquier acción penal en contra de las mujeres sea extinguida y revocada o, en el caso de órdenes de aprehensión, éstas no sean ejecutadas.

“Las personas a quienes beneficie esta ley no podrán en lo futuro ser interrogadas, investigadas, citadas a comparecer, detenidas, aprehendidas, procesadas o molestadas de ninguna manera por los delitos de los que hayan sido absueltos mediante esta amnistía”, indica la iniciativa de decreto presentada por los senadores Juan Zepeda y Leonor Noyola Cervantes.

 

Como un hecho “inexplicable” fue calificado por los senadores perredistas que las mujeres en la Ciudad de México puedan decidir sin ninguna bronca interrumpir un embarazo… claro, cuando se da antes de las 12 semanas de gestación. ¿Inexplicable? Claro, pero que esta situación no prevalezca en todo el país.

Según indica el semanario, de ser aprobada, la iniciativa del PRD tendría un impacto considerable, tomando en cuanta que entre 2007 y 2016 han sido presentadas más de 4 mil denuncias por aborto. Si es que estos casos culminaron en detención y tras las rejas. La mayoría de estos casos fueron registrados en Baja California, Veracruz, Hidalgo, Nuevo León… y la Ciudad de México (¿sí?) Así es, pero hay que tomar en consideración que las entidades en las que el mayor número de denuncias terminan en privación de la libertad son Estado de México, Tamaulipas, Sonora, Hidalgo… y Veracruz.