Foto: Miguel Padriñán // Pexels

Encuentran 21 antenas de espionaje telefónico en zonas clave de la CDMX

Una investigación impulsada por técnicos internacionales encontró que hay más de una veintena de antenas telefónicas muy sospechosas en los lugares clave de la Ciudad de México, específicamente en los cuarteles militares, en los edificios de gobierno y en los principales centros de protestas sociales¿Lo preocupante? Esas torres son falsas, pues en realidad son utilizadas para el espionaje. 

¿Cómo funcionan? A riesgo de pasarnos de simplistas, estas torres simulan ser una antena telefónica “normalita” pero si un teléfono se conecta, tienen la capacidad de acceder a sus documentos, así como intervenir sus llamadas y sus mensajes.

El arreglo del Ángel de la Independencia costará entre 10 y 13 mdp: CDMX

Foto: Cuartoscuro

La preocupante situación apareció gracias a una investigación independiente impulsada por especialistas chilenos que buscan, literalmente, encontrar estas antenas telefónicas sospechosas. La Red en Defensa de los Derechos Digitales (@R3Dmx) alertó sobre la información y los riesgos que puede tener en la privacidad de todos los ciudadanos.

¿Dónde están estas antenas?

El análisis, conocido como Fake Antenna Detection Project (FADe), hizo casi 620 mil mediciones en mil 801 antenas en la Ciudad de México y encontró 21 torres que prenden las alarmas. 

Una de las antenas está en Amecameca, cerca de la autopista. Curiosamente, dirían algunos, ahí se encuentra la Fiscalía General de Justicia del Estado de México y el Campo Militar 37-B de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA).

ambulancias-dniii-sedena-coronavirus

Foto: SEDENA

El estudio reporta que también hay torres falsas en la zona del Zócalo de la Ciudad de México, donde —además de Palacio Nacional o las Oficinas del Gobierno capitalino— se encuentran otros puntos importantes de la vida ciudadana como Bellas Artes, la Cámara de Diputados, el Colegio Militar o el Archivo General de las Notarías.

“Las antenas, en general, están colocadas en espacios cercanos a oficinas de gobierno, cuarteles militares o espacios de protesta social”, notaba la Red en Defensa de los Derechos Digitales (@R3Dmx).

¿Qué son estas antenas?

En términos un poco más técnicos, estas torres “falsas” son conocidas como IMSI Catchers o Stingrays.

Originalmente se utilizaban por agencias especializadas de inteligencia en el gobierno o en la milicia de Estados Unidos. Sin embargo, cada vez es más común su uso en gobiernos de otros países. Específicamente, en México sí se ha reportado su uso. 

Las antenas funcionan interceptando la conexión entre el teléfono de los usuarios y las verdaderas torres del proveedor de teléfono.

“En manifestaciones y protestas sociales, se usan para recolectar información de los asistentes”, señala la Red en Defensa de los Derechos Digitales. Del mismo modo, se pueden utilizar para rastrear la localización, número telefónico y contenido, de los dispositivos de todas las personas que se conecten —sin querer— a estas IMSI Catchers.

¿Quién las opera?

Ahí es donde se complica la situación, pues los especialistas advierten que no se puede saber a ciencia cierta quién opera estas antenas telefónicas falsas.

Sin embargo, los periodistas de PODER han documentado que tanto Enrique Peña Nieto como Andrés Manuel López Obrador han hecho contratos con una de las principales empresas encargadas de proveer este tipo de tecnologías.

amlo-militares-ejercito-relacion-historias

Específicamente, en este gobierno se han detectado tres contratos distintos por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) y la Secretaría de Marina (SEMAR). 

*Con información de PODER y de R3D