Foto ilustrativa: Pixabay

No solo Guerrero: Se aplicarán mil vacunas experimentales de COVID-19 en Oaxaca

Este fin de semana pasado, llegaron a Oaxaca las primeras dosis experimentales de mil vacunas para atacar el COVID-19. Sí, se trata del tratamiento que desarrolla la empresa farmacéutica chino-canadiense CanSino Biologics.

Marcelo Ebrard informa el comienzo de los ensayos clínicos

Este 10 de noviembre, en la clásica conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, dio a conocer que ya comenzaron en Guerrero y Oaxaca los ensayos clínicos de fase 3 de la vacuna de CanSino Biologics.

ebrard-vacunas-oaxaca

Foto: Presidencia.

Además, el canciller agregó que estas pruebas se realizaran en estas entidades para no concentrar todos los esfuerzos en grandes ciudades. Así como que hay entre 12 mil y 15 mil voluntarios en 20 centros de hasta 14 estados de todo nuestro país.

Sobre esto, comentó: “Hoy nos toca ser optimistas porque los resultados de algunas posibles vacunas son muy buenos. CanSinoBio, que está en Fase Tres; Pfizer-Biontech; AstraZeneca-Oxford, que se va producir en México”.

oaxaca-vacunas-covid-19

Foto ilustrativa: Getty Images.

¿Qué se sabe de los ensayos que se realizarán en Oaxaca?

De acuerdo con la agencia de noticias EFE, las primeras dosis de mil vacunas experimentales que desarrolla la empresa CanSino Biologics para el COVID-19, ya llegaron al estado de Oaxaca este fin de semana pasado.

Sí, una de las primeras se aplicó en los laboratorios de la Red Osmo de Investigación Clínica en la capital de Oaxaca, donde además se recopilarán datos de las reacciones a la prueba en los voluntarios.

vacuna-covid-19-2021-ops

Foto ilustrativa: Getty Images

Al respecto, el director general de la Red Osmo, el médico Víctor Bohórquez, señaló: “Los ensayos fase clínica fase 3 son la antesala para que el medicamento salga al mercado o ya se pueda aplicar a la población, siempre y cuando demuestre con este estudio que el medicamente es seguro, es eficaz y que no pone en riesgo a la población, dijo.

Durante tres días se colocaron módulos de reclutamiento en el laboratorio y en el palacio municipal de Oaxaca, a donde llegaron más de 900 personas. A cada uno de los voluntarios le realizan pruebas para descartar que tuvo COVID-19 y les hacen un expediente clínico para darle seguimiento de uno a dos años.

*Con información de EFE