Este martes con 122 votos a favor, el pleno del Senado de la República aprobó reformas a la Ley Federal del Trabajo, así como a la Ley del Seguro Social, para beneficiar a las trabajadoras del hogar.

Pero ¿de qué va? 

El Senado reconoció que el trabajo doméstico es tan importante y real como el que se lleva a cabo en otros lados como oficinas, fábricas o el campo. Se trata de importantes contribuciones económicas.

Es por ello que para garantizar los derechos laborales de este sector de la población, se aprobó:

  • Que cuenten con un contrato por escrito que esté registrado ante las autoridades. La paga por el mismo no debe ser menor a dos salarios mínimos.
  • Está prohibida la contratación cuando la persona sea menor de 15 años. También será ilegal el despido en caso de embarazo.
  • Deberán recibir pagos por horas extras, vacaciones, seguridad social y aguinaldo. De ser el caso, tendrán que recibir alimentos y alojamiento.


Esta propuesta será turnada a la Cámara de Diputados para su aprobación.