Un hombre de California —que describieron las autoridades gringas como “lleno de odio”— se empoderó con el discurso violento de Estados Unidos y ocasionó tremenda conmoción… ¿pues qué esperaban? Este miércoles, 7 de agosto, el sujeto robó media docena de lugares y asesinó a cuatro personas en una serie de apuñalamientos. También dejó dos heridos en su juerga criminal.

Todos los fallecidos, los heridos y hasta el criminal son de origen latino. 

El sujeto de 33 años fue arrestado cuando terminaba de asaltar un 7-Eleven y venía armado con cuchillo —con el que hizo los apuñalamientos— y una pistola que acababa de conseguir. La violencia fue completamente aleatoria: “el único motivo aparente era robo, odio y homicidio”, mencionó el comandante de policía Carl Whitney.

Las autoridades lo tienen en video atacando a todas las personas y asaltando los establecimientos. Para que se den una idea, el sujeto estuvo picando gente en las calles de California durante dos horas. 

Según la policía, la violencia empezó en el edificio de departamentos donde vivía el sujeto: ahí apuñaló a dos hombres y ambos murieron. De ahí, se fue a robar una pastelería cercana donde solamente abrió la caja registradora. Sintiéndose enfermo de poder, llegó a un establecimiento de seguros y apuñaló a la empleada de 54 años, que se encuentra estable. Se movió a un cajero en la puerta de junto y también lo asaltó.

Manejó hacia una gasolinera cercana —en un Mercedes plateado— y ahí atacó con extrema violencia y por la espalda a un hombre sin motivo alguno.

Luego llegó a un Subway en la misma zona de California y apuñaló al empleado mientras asaltaba el negocio. De ahí, el sujeto seguiría su camino hasta el 7-Eleven donde sería arrestado. Durante la confrontación inicial apuñaló al guardia de seguridad de la tienda y le quitó la pistola. 

apuñalamientos-california-dos-horas-hombre-cuchillo-cuatro-muertos

Foto: Especial

Su fiesta de violencia y robo terminó en ese instante porque la policía ya lo esperaba en la puerta para arrestarlo. 

Estos apuñalamientos de California dejaron en total un saldo mortal de cuatro personas y dos más heridos. Las autoridades ya tienen al sujeto detenido y la verdad es que no hay mucho qué investigarle para lograr que se declare culpable. Sin embargo, la policía sigue confundida con esta escalada de violencia masiva en Estados Unidos. Este ataque llega tan solo días después de tiroteos masivos en Ohio y Texas que ocasionaron la pérdida de más de 30 vidas.

¿También prohibir los cuchillos y olvidarse del control de armas? Pues no tanto: este sujeto cobró cuatro vidas en dos horas con un cuchillo… si hubiera sido una AR-15 tal vez estaríamos hablando de decenas.