Por si ayer AMLO se gastó todos sus cartuchos autoaduladores, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le envían material que puede ocupar en su mañanera de hoy: decir que ya logró evadir la imposición de aranceles, debido a la disminución de flujo de migrantes ilegales.

Durante una reunión sostenida en la Casa Blanca, el republicano descartó la aplicación de los aranceles que, hasta hace poco, parecían que caerían sobre los productos mexicanos. A pregunta directa de un reportero, Trump aclaró que descartar los gravámenes es “por el momento”,  dado lo bien que ha chambeado el gobierno de la 4T en el tema migratorio.

trump-principe-ballenas-twitter-gales

Foto: GettyImages

“¿Están los aranceles contra México fuera de la mesa?”, preguntó un periodista. “Ahora lo están, porque el presidente está haciendo un gran trabajo“, señaló Trump, a unas semanas de que venza el plazo establecido para que el gobierno de México disminuya el flujo migratorio hacia Estados Unidos. “La gente de México está tan feliz como yo con lo que están haciendo“, agregó el mandatario estadounidense.

De acuerdo con Donald Trump, el trabajo que la administración de AMLO ha estado haciendo en el tema migratorio ha tenido un “gran impacto”. Por ahora, el flujo migratorio proveniente de Centroamérica hacia Estados Unidos se ha reducido. Recordemos que una de las primeras acciones de la 4T para evitar la imposición de aranceles fue el despliegue de 6 mil efectivos de la Guardia Nacional a lo largo de la frontera con Guatemala, así como la realización de operativos con los que se consiguió la detención de migrantes centroamericanos.

Elementos de la policia Federal y agentes migratorios detuvieron a la fuerza a la caravana que entró esta mañana al territorio mexicano. Cientos de migrantes fueron detenidos sobre la carretera internacional

Ciudad Hidalgo -Tapachula (Junio 2019). Foto: Cuartoscuro.

Trump también se dio tiempo para hablar sobre Andrés Manuel López Obrador, a quien calificó como una persona “inteligente. “Lo aprecio mucho”, aseguró el presidente norteamericano.

En mayo pasado el panorama era muy diferente. De manera unilateral, Trump ordenó la imposición de aranceles a productos mexicanos, comenzando con 5% y con la amenaza de que estos subirían hasta 25%… todo porque, según él, México no había dado muestras de querer solucionar el problema migratorio.

Luego de una semana de negociaciones (las cuales habían sido rechazadas por Trump en primera instancia), Marcelo Ebrard y compañía acordaron un plazo para disminuir el flujo migratorio ilegal: 45 días, de no darse resultados positivos, habrá aranceles. Pero todo indica que, por ahora, la libraremos.