Después del tiroteo al interior de un Walmart en El Paso —que cobró más de 20 vidas y tenía la intención directa de atacar a la comunidad hispana, las autoridades de Texas se encontraron con una inesperada reacción: los latinos en Estados Unidos están inundando los campos de tiro para aprender a manejar pistolas y se están pidiendo licencias de armas en niveles nunca antes vistos.

¿Fuego con fuego?  Tal vez.

Michael McIntyre, el gerente de Gun Central, una de las tiendas de armas más grandes en esta región texana, le contó a Reuters que después del tiroteo contra latinos en El Paso, se han duplicado sus ventas y ni se diga de las nuevas inscripciones a los cursos. “Tenemos 50 registrados para la clase de este sábado y otros 50 para la clase del domingo”, contaba. Regularmente, tienen menos de siete alumnos.

tiroteo-latinos-texas-el-paso-control-armas

Clase de uso de armas en Gun Central en El Paso, Texas // Foto: Reuters

“De hecho, tuvimos a dos clientes que compraron armas porque habían estado en ese Walmart el día del tiroteo”, presumía el gerente. “El resto de las personas solamente se están protegiendo en el caso de que algo suceda”.

Unos de sus nuevos alumnos en esta clase de uso de armas son Guadalupe Segovia y sus dos hijos. Latinos. “Igual voy a estar espantada si hay un tiroteo, aunque traiga mi propia arma”, le explicaba a los periodistas de Reuters la mujer de 35 años. Al mismo tiempo que dice eso está disparando una pistola en un campo de tiro.

“Tenemos que estar familiarizados con un arma y sentirnos cómodos con ella”, dice Guadalupe mientras le explica a sus hijos las razones detrás de la licencia que acaba de conseguir.

Todos los ciudadanos de Texas pueden obtener algo que se llama “concealed-carry license”, una licencia de armas que te permite caminar libremente —y legalmente, claro— por la ciudad… siempre y cuando tu pistola esté escondida entre la ropa o dentro de una bolsa.

Al menos esa es la única solución a corto plazo frente a los tiroteos recientes en Estados Unidos y la amenaza que vive la comunidad latina en Texas. Un cambio en las leyes no se ve para pronto. De hecho, el gobernador del estado más grande del gabacho acaba de firmar un paquete de nueve leyes apoyado por la National Rifle Association (NRA) que debilitarán las regulaciones en la compra de armas de fuego. Entrarán en vigor en septiembre.

Tiroteo en El Paso, Texas // Foto: Cuartoscuro

Claro, cuando personas que no son blancas utilizan pistolas sí cambia la idea del control de armas en Estados Unidos.

En un momento irónico de la historia, la única ocasión en la que la NRA y el Partido Republicano han apoyado legislación que evita la compra de pistolas o rifles fue durante los años 60… y no, no fue porque el sentido común les llegó acompañado de una rosa blanca: fue porque las Panteras Negras de California usaban armas.

panteras-negras-estados-unidos-armas-control

Las Panteras Negras eran una organización política radical de hombres afroamericanos que patrullaba las calles con rifles legales vigilando el actuar de la policía para evitar la brutalidad que sufría su comunidad. Bueno, al menos eso hacían hasta que se aprobaron leyes que les impedían transitar en vía pública con armas de fuego. Desde entonces, California tiene una de las legislaciones más estrictas en Estados Unidos.

¿Pasará eso en Texas?