Nadie sabe cómo ni de qué manera lo logran, pero si algo hemos comprobado en los últimos meses es que los asaltantes y delincuentes del país siempre logran superar su manera de realizar sus robos, ya sea por el modus operandi que utilizan o porque simplemente ya no les importa tener compasión o consideración con algunas personas.

Para ser más específicos en esta ocasión hablamos de un sujeto que, junto con otro hombre, se subió a asaltar una unidad de transporte público en la Alcaldía Iztapalapa –una situación que lamentablemente se ha hecho muy frecuente en la CDMX– y que le dijo a una niña, quien evidentemente estaba muy asustada, que no llorara. WTF?!

Foto: Especial

Un video difundido por el reportero Jerry Galicia muestra el momento en el que el par de asaltantes suben a una combi que circulaba por Churubusco, esto durante la mañana del pasado 19 de noviembre. En el clip se puede ver que mientras uno de ellos se encarga de recolectar las pertenencias de los usuarios, el otro se queda en la puerta de la unidad verificando que nadie intente hacer algo.

Entonces, una pequeña que viaja en la unidad al parecer siente miedo y comienza a llorar (obviamente), por lo que su mamá trata de consolarla diciendo que no pasa nada. El cinismo de uno de los asaltantes viene cuando, al bajar de la combi, le dice a la niña que “no chille”. Al final, ambos delincuentes se van sin que nadie pueda hacer nada al respecto.

Les dejamos el video a continuación:

No bueno, al paso que vamos uno ya no va a poder expresar ninguna emoción cuando a alguien se le ocurra despojarnos de nuestras pertenencias (las cuales nos costó trabajo obtener). Lo peor de todo es que parece que nadie hace nada al respecto.