Mientras que las autoridades del Estado de México (y todo el país) seguramente ya se fueron de vacaciones… y regresando seguirán echando la concha, la población continúa atenida a lo que dicte la delincuencia. Cada vez más violenta, por cierto.

Prueba de ello es la muerte de Samanta Magdalena Guerrero, nombre de una chica que, sólo por esconder su celular durante el asalto a la unidad de transporte público en que viajaba, recibió un balazo. De acuerdo con SDP, el asesinato de la madre de tres menores ocurrió alrededor de las 21:00 horas del 16 de abril, en Coacalco, aunque Noticieros Televisa indica que este hecho pasó durante la madrugada del miércoles 17.

Según diversos medios, la mujer iba camino a su domicilio, luego de terminar su jornada laboral en el restaurante Casa Toño, sucursal Perinorte. Tras recibir el impacto de bala, Samantha fue trasladada al Hospital de Zona 98 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); desgraciadamente, debido a la gravedad de la herida, falleció al llegar al nosocomio.

La madre de la joven de 26 años indica que ésta llevaba apenas un mes laborando en Perinorte. Sin embargo, en ese lapso ya había sido asaltada en cuatro ocasiones.

Excélsior detalla que el asalto ocurrió mientras la combi en que viajaba Samantha transitaba por las calles Dalias y Eje 8, en Coacalco, Estado de México. En ese momento, dos personas que iban a bordo de la unidad como pasajeros sacaron sus armas y comenzaron con el asalto. Además de Samantha, otra joven fue herida. Aunque ella recibió atención, horas más tarde se confirmó también su muerte.

 

“Que se haga justicia y que se ponga más seguridad. Ellos saben (policías y autoridades) cuáles son los puntos rojos y no hacen nada”, acusa la madre de Samantha. Por su parte, la Fiscalía General del Estado de México confirmó que las dos mujeres fueron heridas por oponerse al asalto… y bueno, ya saben: aseguraron que se intentará dar con los responsables, con apoyo de cámaras de seguridad y, bla, bla, bla…          Aunque, cabe señalar que ni chofer ni otros pasajeros de la unidad en que ocurrió el asalto se han presentado ante las autoridades para declarar.

Lo de Samantha y la otra pasajera cuya identidad no ha sido confirmada, no es novedad. Tanto así que transportistas del Estado de México amagan con realizar un paro de labores a menos que las autoridades hagan algo para disminuir la inseguridad. El director general del grupo, Héctor Edmundo Escalona, criticó las medidas que ha llevado a cabo el gobierno del Estado de México, dirigido por Alfredo del Mazo, para enfrentar el problema en municipios como Tecámac, Zumpango, Ecatepec, Tlanepantla, Naucalpan o Coacalco.