Por tercera vez (que se sepa), los encargados de repartir los recursos para las becas Benito Juárez en Chiapas llegaron con las manos vacías. No porque no les hayan aflojado el dinero desde “arriba”, sino porque ooooooootra vez les dieron baje en el camino.

Esta vez fueron 3 millones de pesos.

De acuerdo con la Fiscalía General del Estado de Chiapas, la mañana de ayer –miércoles 23 de octubre– cuatro sujetos armados emboscaron al vehículo en el que se trasladaba el dinero del programa de becas Benito Juárez, cuando éste transitaba sobre la carretera Chiapa de Corzo-Ixtapa, a la altura del tramo El Aguacate-Colonia Cañitas.

Según los reportes, en el asalto fueron heridos un agente estatal y un municipal de Ixtapa que custodiaban el traslado del recurso (aunque Proceso habla de tres agentes estatales y un municipal heridos). Tras el incidente, los uniformados fueron trasladados a un hospital de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, para recibir atención médica.

Los 3 millones de pesos que se llevaron los encapuchados armados correspondían a los apoyos federales que se entregarían en el poblado de Cárdenas, municipio de Ixtapa. Tras el robo, las autoridades desplegaron el tradicional operativo… peeeeeeero, como también es tradición, no lograron dar con los responsables.

Como fue señalado al inicio, éste es el tercer robo de recursos federales del que se tiene conocimiento en Chiapas… en lo que va del año. El primero fue realizado el pasado 29 de julio en Ocosingo. Sujetos armados asaltaron una avioneta que trasladaba 800 mil pesos en recursos, dejando una persona muerta y dos heridas.

Asaltaron a una avioneta en Chiapas; se llevaron 800 mil pesos destinados a programas federales

Foto: Twitter

Meses más tarde, un vehículo que trasladaba recursos federales fue emboscado mientras pasaba por el tramo carretero Motozintla-El Porvenir. En esa ocasión, los asaltantes se llevaron arriba de 300 mil pesos que serían para becas. En aquella oportunidad, los asaltantes también asesinaron a un policía estatal de Chiapas que acompañaba a los empleados de Bansefi.

De acuerdo con Proceso, el tramo en el que se ejecutó este tercer robo de recursos federales es ya conocido por ser punto en el que opera un grupo civil armado que no ha podido ser desmantelado por las autoridades de Chiapas.