Los de la CFE ya están acostumbrados al robo de luz… pero no tanto al de este tipo de “luz”: sin necesidad de “diablitos”, un par de sujetos armados consiguió darle baje a la Comisión Federal de Electricidad con casi medio millón de pesos. ¿Cómo? Pues a la antigüita.

Como si la CFE no tuviera suficientes broncas, ahora tendrá que ponerse a las vivas con los asaltos… porque a un par de cacos que irrumpió en una sucursal de Tapachula, Chiapas, les salió bien el chistecito: 450 mil pesos de “ganancias” se llevaron. Así que a ver cuántos no se avientan a copiarles el show.

Foto: BCS Noticias

De acuerdo con La Jornada, los testimonios indican que los susodichos actuaron al modo de la vieja escuela: nomás entraron al edificio de la CFE ubicado en Novena Avenida Norte y Calle 23 Oriente de la mencionada ciudad chiapaneca, encañonaron a los trabajadores, obligándolos a entregar toda la marmaja de los cajeros automáticos. Por último, subieron en su vehículo (negro, claro) y huyeron del lugar.

Como se ha vuelto tradición en asaltos, ejecuciones y casi todo acto criminal, luego de que éste es cometido, las autoridades iniciaron una búsqueda incansable de los responsables… pero sin ningún resultado exitoso. Es decir, los criminales se pelaron.

No es el primer asalto de estas características. Apenas en marzo pasado, en Villahermosa, Tabasco, unas oficinas de la CFE fueron blanco de un robo. Sin embargo, en esa ocasión, los maleantes además de llevarse alrededor de 2 millones de pesos acabaron con la vida de tres personas: dos policías y un velador, los cuales fueron encontrados si vida, ya que el robo ocurrió durante la madrugada.