Si un adulto sale en friega, ¿qué les esperará a esos dos chamacos que fueron atrapados, luego de asaltar una iShop en plaza Manacar?, ¿ustedes se pondrían más punks con los castigos a menores… o nomás los acusarían con sus mamás? Hagan equipos de tres y debatan.

Según diversos medios, los hechos ocurrieron alrededor de las 18:30 horas de ayer, miércoles 09 de octubre. Cuatro sujetos, con armas en mano, ingresaron a la iShop de Plaza Manacar y, luego de amenazar a empleados, llegaron hasta la bodega de la tienda. De ahí sacaron varios equipos de la marca Apple, para inmediatamente emprender la graciosa huída…

Foto: @c4jimenez

Ahhhhh, pero ahora sí, prros… gracias a un operativo montado luego de reportarse un asalto, se consiguió la detención de cuatro fulanos. De acuerdo con las autoridades de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSP-CDMX), se alertó vía los Centros de Comando y Control (C2) y con información proporcionada por el gerente de la iShop y testigos, se ubicó el automóvil en el que escaparon los ladrones.

Foto: @c4jimenez

El Universal reporta que los sujetos que perpetraron el asalto fueron detenidos mientras huían en un automóvil Tilda, con cromática de taxi y placas A9376H. La aprehensión de los fulanos (identificados como Manuel “N”, de 16 años; Jair “N” de 15 años; Alberto “N” y Miguel “N”, ambos de 26 años), fue realizada en Viaducto y calle Primero de Mayo, en colonia Santa Anita, alcaldía Iztacalco.

Foto: @c4jimenez

A los chamacos y los otros dos güeyes les fueron aseguradas una ametralladora y una pistola calibre 22, ambas calibre 22. Además, también les encontraron cuatro cartuchos. Todos fueron llevados a la Agencia de Ministerio Público, donde un juez se encargará de definir su situación jurídica.

La reforma penal resulta benévola con los menores de edad o los llamados “primodelincuentes”. ¿Por? Pues por el hecho de que de más de 5 mil detenidos, sólo el 7% recibió condenas, esto según datos compartidos por El Universal en 2018… el 93% restante sólo recibió una “sanción” alternativa. Por esta razón, bandas criminales prefieren que los menores de edad sean los encargados de la distribución de drogas o de ejecutar otro tipo de delitos.