La madrugada de este sábado 30 de marzo, Abiram Hernández Fernández, activista y defensor de  derechos humanos de 37 años de edad, fue hallado muerto en su domicilio ubicado en la Colonia Arboledad del Sumidero, en Xalapa, Veracruz. 

De acuerdo con los primeros reportes brindados por fuentes policiacas citadas por el diario E-Consulta Veracruz, Abiram Hernández fue encontrado muerto en la sala de su casa. Al parecer, el activista recibió un fuerte golpe en la cabeza, por lo que la causa de su fallecimiento fue traumatismo craneoencefálico severo con exposición de masa encefálica. 

Abogado y sociólogo, Hernández Fernández fue un activista en colectivos de búsqueda de personas desaparecidas en Veracruz. Durante algunos años formó parte del Colectivo por la Paz Xalapa y en la actualidad era el coordinador del Centro de Servicios Municipales Heriberto Jara, en la capital veracruzana.

Era conocido por las protestas a favor de familiares de desaparecidos, además de ser un gran crítico de los gobiernos de Javier Duarte y Miguel Ángel Yunes, a quien en varias ocasiones le reclamó la muestra de resultados en las investigaciones.

En su momento, Hernández Fernández también le reclamó al gobierno de Veracruz la falta respaldo económico para las víctimas indirectas que comprende la Ley General de Víctimas del Delito. “Hay padres o madres de familia que dejaron hijos, hijas a cargo de los abuelos tras su desaparición. También hay gente que debe de hacer un trámite en la capital del estado y no tiene para viáticos. No vienen de viaje, ni de paseo vienen a hacer diligencias que ellos no pidieron hacer”, afirmaba.

Abiram Hernández Fernández se ha convertido en una cifra más de defensores de derechos humanos asesinados en lo que va del sexenio de Andrés Manuel López Obrador. El último caso que se dio a conocer fue el de Samir Flores Soberanes, líder social y opositor a la termoeléctrica de Huexca, Morelos, que fue baleado en su domicilio, ubicado en Amilcingo, Temoac, el pasado 20 de febrero.

Foto destacada: Especial