El pasado 19 de abril, cerca de las 9:30 de la noche, el muralista Héctor Armando Domínguez, de 27 años de edad, fue asesinado por unos sujetos armados que entraron a su casa, ubicada en el fraccionamiento Bonifacia Salinas de Ciudad Valles, en San Luís Potosí. En el ataque los delincuentes también le arrebataron la vida a su padre Aureliano Domínguez, y a su hermano Julio Emmanuel Domínguez Rodríguez, quien era director del Colegio de Bachilleres en el municipio de Ébano.

De acuerdo a información citada por El Universal, la noche del viernes varios sujetos armados entraron a la casa del muralista y sin más, abrieron fuego contra Héctor Dominguez y sus familiares. Los vecinos de la zona escucharon las detonaciones e inmediatamente dieron aviso a las autoridades, sin embargo cuando los servicios de emergencia llegaron ya era demasiado tarde, pues los tres hombres habían perdido la vida debido a los impactos de bala que recibieron.

Cabe mencionar que el 29 de septiembre del año pasado, Héctor Domínguez sufrió un atentado a las afueras del Colegio de Bachilleres 06, lugar donde daba clases de artes plásticas. Aunque Héctor salió ileso de ese incidente, se desconoce si las autoridades le otorgaron algún tipo de protección. Semanas antes de ese ataque, el mural más grande que Héctor había pintado en Ciudad Valles fue manchado con pintura negra por desconocidos, algo que lo orilló a ya no pintar cosas en dicha zona de San Luis Potosí.

Foto: Especial

Conocido por sus murales y por sus labores activistas en pro del medio ambiente, Héctor Domínguez  y un grupo de personas fundaron el colectivo ‘Fénix Art’ hace casi una década. Con él, los jóvenes comenzaron pintar murales en zonas urbanas de Ciudad Valles y de la Huasteca, y su trabajo no sólo era conocido en su localidad, sino en otras partes del mundo, ya que siempre se distinguió por reflejar en sus obras el color y las riqueza natural y cultural de la huasteca potosina.

Foto: Especial