Mucho se les ha criticado a los líderes mundiales la falta de acciones reales para acabar con grandes problemas, pero seguro hubo una época de su vida en que soñaban con hacer algo al respecto.

Quién de niño no pensó en hacer grandes cosas cuando llegara a la mayoría de edad. Seguro también lo hicieron los más poderosos mandatarios del planeta… a eso apela la campaña contra el hambre que creó la ONG Acción Contra el Hambre.

“Cuando sea mayor voy a luchar para que todos los niños puedan comer y no tengan que morir de hambre”, dice una pequeña Angela Merkel.

Esta campaña es emprendida por la ONG Acción Contra el Hambre la cual se difunde días antes de la cumbre G-8, próxima a celebrarse. “Hoy queremos recordar a quienes tienen en sus manos las decisiones políticas, que existen las herramientas capaces de terminar con el hambre.”

En otro video de la misma campaña, aparece el pequeño Barack Obama también sueña: “quiero ser político y nadie volverá a pasar hambre como en mi antiguo colegio. Algún día, seré el presidente de los Estados Unidos.”

Obviamente los mandatarios se enfrentan a intereses empresariales, pero nada perdemos con recordarles lo que prometieron… lo que se prometieron.