Atacan a buque de vigilancia de vaquita marina en Alto Golfo de California

De por sí la vaquita marina está en peligro de desaparecer… y luego también quieren desaparecer a quienes la tratan de preservar, ¿pues a dónde vamos a parar?

Un buque de vigilancia con personal de la Profepa, así como con activistas y elementos de la SEMAR, fue atacado a tiros el pasado sábado 8 de febrero en las aguas del Alto Golfo de California.

Lo anterior fue confirmado por la propia Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa)… y, aunque no mencionó las tareas que realiza el buque, medios como La Jornada y Deutsche Welle (DW) se encargaron de explicar que la nave realizaba monitoreos en áreas que son hábitat de la vaquita marina… ah, y también donde se pesca de forma ilegal la totoaba.

“La Profepa colaborará en las investigaciones que se desprendan para esclarecer y castigar a los responsables de estos hechos violentos, señala el comunicado emitido por la procuraduría del medio ambiente.

Aunque las autoridades mexicanas no dieron muchos detalles de lo sucedido, fue la organización Sea Shepherd México la que explicó que, mientras el buque navegaba por el Algo Golfo de California (hábitat de la vaquita marina), al menos cuatro pangas se les acercaron. Luego de una persecución, lograron rodearlos. El capitán del buque ordenó las maniobras utilizadas en caso de acecho de piratas y así fue como la libraron.

Durante todo lo anterior los miembros de la organización activista de Estados Unidos escucharon tiros, pero afortunadamente el buque no fue impactado y tampoco se reportaron tripulantes heridos.

Foto: blueocean.net

“Cabe resaltar que personal de esta dependencia -a la que brindamos reconocimiento y solidaridad- continuará trabajando coordinadamente con las instituciones arriba señaladas para cumplir con su encomienda en favor de la preservación del medio ambiente mexicano, aseguró la Profepa.

Como bien señala DW, la zona en que se registró el ataque es hábitat de la vaquita marina, así como de la totoaba (corvina blanca)… ésta última pagada hasta 100 mil dólares la pieza, de ahí que no son pocos los casos de pesca ilegal.