Grupo armado ataca una sede de policía en Guanajuato; al menos tres muertos

Desde hace rato se nota que algo pasa en Guanajuato en materia de Seguridad, pero últimamente se ha vuelto más evidente con casos como el sucedido ayer, en Villagrán.

De acuerdo con diversos medios, un grupo armado se plantó directamente en la sede de la Policía municipal de Villagrán, Guanajuato, para ejecutar un ataque. Según los reportes iniciales de los hechos, la agresión habría ocurrido en vísperas de las celebraciones a la Virgen de Guadalupe, alrededor de las 20:00 horas.

Resultado del ataque con armas de fuego, tres policías quedaron sin vida, mientras que uno más fue herido. El asunto no para con las cifras de pérdidas humanas, ya que el grupo armado que atacó a la policía de Villagrán habría secuestrado a cuatro de los elementos.

Según informa Reforma, los agresores arribaron a la sede de la Dirección de Seguridad Pública de Villagrán (la cual se ubica en el bulevar Luis Donaldo Colosio, a la altura de la carretera Salamanca-Celaya) a bordo de camionetas rotuladas como patrullas. Una vez que dispararon en varias ocasiones con armas largas, huyeron.

Foto: @amarilloalarcon

Tras la agresión contra la policía de Villagrán, se montó un operativo en el que participó la Guardia Nacional, así como agentes estatales y municipales. Como ya es la norma en este tipo de casos, pese al movimiento de elementos de seguridad, no se consiguió la detención de los atacantes.

Nuevamente, como en otros casos de ataques reportados en Guanajuato, las autoridades de alto nivel están acusadas de vínculos con el cártel Santa Rosa de Lima. En este caso se habla del alcalde Juan Lara Mendoza, quien es investigado por sus probables nexos con José Antonio Yepes, El Marro, presunto líder del grupo criminal.

De confirmarse lo indicado por Reforma (con base en información de la Fiscalía General de la República), se podría plantear la hipótesis de que el ataque contra la policía de Villagrán fue realizado por el Cártel de Jalisco Nueva Generación, ya que éste está en disputa con Santa Rosa Lima por el control de la región.