Un atentado en la ciudad de Lahore en Pakistán dejó al menos 10 muertos y más 20 heridos en la mañana de este miércoles, 8 de mayo. Las primeras investigaciones aseguran que la bomba tenía la intención de estallar en una estación de policía, sin embargo, la explosión alcanzó un templo ubicado en las en las cercanías.

La explosión sucedió en la estación de policía que protege la entrada a Data Darbar, uno de los templos más grandes del sur de Asia que recibe a cientos de miles de visitantes al año.

“La policía era el principal objetivo de este ataque. Estamos recuperando evidencia forense para conocer más sobre la naturaleza del atentado”, le explicaba a Reuters, Ashfaq Khan, el inspector en jefe de las operaciones de seguridad en Lahore, Pakistán.

Las autoridades informaron que de los 10 muertos que se han confirmado —hasta el momento—, ocho eran policías. Al mismo tiempo, recordaron que hay 23 heridos y siete de ellos se encuentran en condiciones críticas.

¿Quién fue?

Como es costumbre con este tipo de atentados, a los pocos minutos de haber sucedido un grupo extremista levantó la mano. Esta vez fue Hizbul Ahrar, un grupo militante talibán que opera en Pakistán. 

data-darbar-pakistan-bomba-atentado-policia

El templo de Data Darbar en un día normal // Foto: Usman Ghani

En un comunicado que se hizo público —qué modernos terroristas— explicaron que ellos iban directo contra las fuerzas policiacas. “Este ataque se llevó a cabo a una hora en la que no había civiles cerca de la estación de policía”, comentaba Abdul Aziz Yousafzai, el vocero del grupo militante que firma el desplegado.