En Austria también tienen líos como el que sucedió hace años —en 2004— con el video escándalo de René Bejarano, ¿lo recuerdan? En este país, el canciller Sebastian Kurz, del Partido Popular Austríaco (ÖVP), fue destituido por un escándalo de corrupción protagonizado por sus aliados y la sobrina de un empresario ruso.

¿Qué pasó? El Parlamento de Austria decidió aprobar un dictamen de “no confianza” contra Kurz, por el llamado caso Ibiza —el cual involucró al partido ultranacionalista (Partido de la Libertad de Austria) FPÖ  y que ha provocado la ruptura en la alianza entre el Partido Popular y el FPÖ. Todo por un video que fue difundido por la prensa de Alemania, que expone a algunos militantes del FPÖ ofreciendo contratos de obra pública a la sobrina de un empresario ruso a cambio de que comprara acciones en una compañía.

La decisión del Parlamento

En el discurso de “cero tolerancia contra la corrupción” —no, no nos referimos a los planes del equipo de AMLO en el gobierno—, los contrarios a la coalición de derecha promovieron la destitución de Sebastian Kurz —político de 32 años de edad y exministro de Asuntos Exteriores. En la escena, entró el partido Socialdemócrata y este fue apoyado —de manera sorpresiva— por los propios integrantes del FPÖ.

Foto: Getty Images.

Pero esta no ha sido la única consecuencia del escándalo, ya que tras la difusión del video, cinco funcionarios del gabinete de Austria presentaron su renuncia. Por lo pronto, se espera que el presidente de Austria, Alexander van der Bellen, nombre al nuevo canciller. Mientras, Kurz ha amenazado que su partido revirará este “golpe político” en las elecciones de septiembre.

En fin, sólo para contextualizar, esta decisión se tomó después de las elecciones parlamentarias en la Unión Europea, en las cuales el Partido Popular Austríaco se impuso ante sus opositores. Sin embargo, ahora Austria tendrá que esperar un nuevo canciller hasta los comicios de septiembre.

(“Una victoria aplastante: el mejor resultado para el Partido Popular en una elección de la UE de todos los tiempos. ¡Muchas, muchas gracias a los votantes por la confianza y el apoyo para nuestro trabajo!”: Sebastian Kurz).

**Foto de portada: Getty Images.