A Enoc Díaz Pérez, ex alcalde de Pueblo Nuevo Solistahuacán y a dos de sus escoltas se les dictó auto de formal prisión por los delitos de privación ilegal de la libertad, tortura, abuso de autoridad, robo agravado y asociación delictuosa.

El Juez Tercero del Ramo Penal con sede en “El Amate” consideró que existen elementos suficientes para considerar a Enoc Díaz Pérez y a Isaía y Jony Roxano Díaz Díaz probables responsables por los hechos ocurridos el 23 de diciembre. La procuraduría de Chiapas giró 17 órdenes de aprehensión contra policías y personal administrativo de Pueblo Nuevo Solistahuacán, entre ellos Samuel Díaz Pérez, hermano del ex edil, así como contra el director y comandante de la policía municipal.

En su declaración ante el Ministerio Público,

el ex edil reconoció que participó en los hechos ocurridos en el restaurante “Siempre Verde“, de donde fueron sustraídas y detenidas ilegalmente tres personas. El alcalde llevó a los levantados a un auditorio les aplicaron un juicio exprés. Enoc los acusó de ser “enemigos del pueblo” y de “obstaculizar el desarrollo del municipio”; al conocer el motivo de su detención la gente pidió su liberación… que se dio, pero con la firma de un documento mañosamente redactado alterando los hechos.

Las pruebas realizadas a las víctimas corroboran que presentaban lesiones, mientras que el dictamen médico legista y valoración psicológica concluyeron que además tenían marcas de tortura.

Sobre Díaz hay acusaciones de presunto financiamiento del grupo paramilitar conocido como “Los Diablos”, el cual utiliza para despojar de tierras y ganado a los campesinos de la región… y de paso realizar asesinatos. Por si fuera poco, Enoc tiene historial: en 2010 se le acusó de varios delitos, pero no progresó el proceso… sí lo hizo su carrera política.