¡El Partido Revolucionario Institucional (PRI) está que echa lumbre! Ahora impugnaron la reciente elección de gobernador en Puebla quesque porque les hicieron chanchullo.

La queja va directamente en contra de Rafael Moreno Valle, quien actualmente gobierna el estado, por apoyar —según la queja- a Antonio Gali Fayad, miembro del PAN y quien a la postre ganó el cargo.

Los integrantes del partido tricolor señalan que Moreno Valle tuvo injerencia directa en el proceso electoral, además de beneficiar a su candidato con respecto a los demás.

También acusan que Gali rebasó el tope de gastos de campaña, así como cierta parcialidad de los consejeros electorales estatales a su favor.

Con un armatoste de 772 fojas y 141 anexos, y llegando al Instituto Electoral del estado de último segundo, Mario Conde, el representante jurídico del PRI presentó su recurso de inconformidad.

En el Partido Revolucionario Institucional no estaríamos presentando algo si no tuviéramos la certeza de que puede llegar a buen término

dijo Conde…

Según la ley electoral local, el Tribunal Electoral del Estado de Puebla, los magistrados tienen hasta 15 días antes de la toma de posesión de Gali (1 de febrero de 2017) para resolver la impugnación.

Auuuunque el magistrado Fernando Chevalier apuntó que debido a la gran diferencia porcentual (11.7 puntos) entre Tony Gali, el candidato ganador, y Blanca Alacalá Ruíz, candidata perdedora y quien promueve la inconformidad, la impugnación se resolvería en sólo 72 horas.

Ahora sí, que como dice el dicho, “ladrón que roba ladrón”… ¿O ustedes qué piensan?.