Si los de Baja California salieron anoche a pedirla y no les dieron nada, pues ¡sorpresa! Ya amanecieron con su calaverota: tienen nuevo gobernador (Jaime Bonilla)… y por cinco añotes.

Como si estuviera haciendo algún conjuro maléfico, Jaime Bonilla se esperó hasta despuesito de la medianoche para tomar posesión del gobierno de Baja California. El Universal dice que fue a las 00:13, Reforma que a las 00:16… el caso es que el sujeto al que ni Javier Lozano le da la mano ya amaneció como nuevo gober de la entidad.

De acuerdo con diversos medios, Bonilla será el responsable si doña cabecita de algodón, Olga Sánchez Cordero, aparece hoy con unas bolsotas en los ojos, ya que el ahora mandatario tuvo a deshoras a la titular de la Secretaría de Gobernación, quien –por cierto– acudió al halloweenesco evento en representación del presidente, Andrés Manuel López Obrador.

FOTO: OMAR MARTÍNEZ /CUARTOSCURO.COM

Todo se hizo como dictan los protocolos: honores a la bandera, una introducción en la que se mencionó que Jaime Bonilla representa el poder de AMLO y la Cuarta Transformación (“no me ayudes compadre”, dijo el presidente) y todo con la culminante toma de protesta del primer gobernador de un partido que no sea Acción Nacional en Baja California, después de 30 años. Luego el himno nacional y fin.

FOTO: OMAR MARTÍNEZ /CUARTOSCURO.COM

Según señala Reforma, en el acto no se hizo de lado el detallito de que la duración del mandato aún está en “veremos”. Bonilla dijo estar consciente de eso y señaló que acatará lo que resuelva la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN)… y “les digo otra cosa: si termina en cinco años, yo me voy a someter a la revocación de mandato; el pueblo pone y el pueblo quita”, dijo Bonilla, con clara referencia a AMLO (total, él ya hizo su consulta).

Luego de asumir como gobernador, Jaime Bonilla señaló que su principal reto será el de la seguridad, así que una de las primeras acciones de su administración será… ¿repartir desayunos a niños? Bueeeeeno, cada quien.