Bajan a un hombre de un avión por exceso de… ¿gordura?

Al comenzar a planear un viaje a cualquier parte, debemos tener en cuenta que se nos permite un máximo de peso en las maletas, pero seguramente nunca hemos pensado que por el exceso de peso en nuestros cuerpos podemos tener un problema.

Desde que entró en vigor una ley llamada Customer of Size, la cual dice que, si por tu masa corporal estorbas en el asiento de la persona que va a lado tuyo, estás obligado a pagar dos pasajes, pero eso no lo sabía un hombre que en Estados Unidos tuvo que bajar del avión.

A Matthew Harper, un hombre que pesa alrededor de 154 kilos, le recomendaron bajar del vuelo que iba de Chicago a Denver, después de que le dijeran que éste estaba sobre vendido, cosa que en realidad no era cierta, pero al parecer no sabían cómo explicar la situación.

Tras bajar del avión el hombre comenzó a platicar con una de las sobrecargos, la cual le preguntó que si conocía la ley, este respondió que sí, pero que en el asiento de a lado no se encontraba nadie, que él y su hermano estaban separados por un lugar vacío, por lo que lo regresaron.

En sus palabras, el hombre dijo que se había sentido como un criminal y que al volver al avión recorrer los pasillos solamente iba con la cabeza baja, ya que tenía mucha vergüenza, pero al llegar a su destino y seguramente después de un viaje incómodo, no por la gordura, sino por su situación, el hombre interpuso una queja a la aerolínea Southwest Airlnes, ellos quisieron compensarlo, pero el hombre no accedió.

Pobre hombre, ya no solamente le sale caro echarse unos buenos hot dogs, sino que ahora también volar le costará más cariñoso. La dieta es la solución.