Ballet La Esmeralda con la Compañía Nacional de Danza

El montaje del ballet La Esmeralda está basado en el clásico de la literatura Nuestra señora de París de Víctor Hugo, la puesta en escena narra la historia de amor incondicional que Perrot sentía hacia su esposa.

La obra que se desarrolla en tres actos y cinco escenas narra a través del lenguaje del ballet clásico y la magistral música interpretada en vivo por la Orquesta del Teatro de Bellas Artes, en cuanto a la escenografía, recrean los arcos de un palacio en París, una espléndida e iluminada mansión, con coreografías con la técnica y el estilo del ballet de la escuela rusa de Yuri Burlaka y Vasily Medvedev.

En este montaje contamos con la participación del primer bailarín Erick Rodriguez, quien en entrevista para Sopitas nos comentó algunos de los retos que enfrenta la danza clásica para llegar a un público joven

erick_rodriguez

¿Cuánto tiempo llevas en la danza?
Llevo 20 años estudiando y 10 años en la danza mexicana, soy cubano naturalizado mexicano.

¿Qué representa para tu trayectoria la puesta en escena de la Esmeralda?
La Esmeralda es un es un gran reto en mi historia como bailarín es un ballet clásico muy exigente, que a la vez disfruto muchísimo

¿Cómo crees que sea la manera más adecuada para que los jóvenes se acerquen a este tipo de espectáculos?
Es importante mencionar que sólo la tienen tres compañías en el mundo, cuenta con una música muy buena y una escenografía majestuosa. Invitarlos a que la vean y aquellos que nunca han ido a algún , es como cuando pruebas algo, puede que te agrade, puede que no, pero no lo sabes hasta que lo pruebas.

¿Cómo te acercaste a la Danza?
La primera danza que vi fue el Lago de los Cisnes. Me acerqué a la danza primero por lo que vi en el escenario y luego todo el trabajo que hay detrás fue lo que me enamoró, lo que hay que hacer con el cuerpo, conocimiento del mismo, dominarlo, se me hizo muy interesante y donde más feliz soy es en el escenario.

En un mundo de inmediatez, donde los jóvenes reciben muchas imágenes en un corto tiempo, en el que la tecnología es cada vez más veloz y los espectáculos cada vez más rápidos¿Cómo enfrentar el reto de la velocidad en una danza clásica que es más lenta?
Al igual que todo en esta vida el ballet clásico y la técnica ha ido progresando, puedes apreciar la belleza, las líneas y la música, son muchos componentes que se unen y se funden en esta obra, estamos saturados de todas estas imágenes tan rápido en todos lados, venir aquí podría ser un oasis para toda esa inmediatez.

En esta versión destacan los elementos dancísticos, acelerando el ritmo de la danza para montar un grandioso espectáculo. Participan en total 80 bailarines de la CND y 80 músicos de la Orquesta del Palacio de Bellas Artes.

foto4

Por ejemplo, en el segundo acto, nos cuentan la boda de Phoebus y Fleur, a través de tres ensambles, Esmeralda, invita a sus amigas para bailar en la boda, el Pas de Corbeilles, que es un seductor baile en parejas, posteriormente el Pas de Diane, con la presentación de doce ninfas en el escenario, en el último ensamble Esmeralda descubre que Phoebus se va a casar y baila desolada un pas de six, al final, Esmeralda se pone la bufanda que le regaló Phoebus, Fleur observa la bufanda y le pregunta su origen, Esmeralda señala que es un obsequio de Phoebus. Esmeralda se va apenada y Fleur se rehusa a casarse con Phoebus, mientras éste va tras Esmeralda.

foto2

La Esmeralda, de maravillosa coreografía y trama absorbente, remonta imágenes pintorescas de épocas pasadas. El vestuario acentúa la época original en la que se presentó, además esta versión de La Esmeralda, termina con un final feliz, a diferencia de la novela original.