¿Qué pasó? Mientras en distintos estados de la república avanza la legalización del matrimonio igualitario y las organizaciones civiles continúan impulsando una política de igualdad, en Puebla un grupo de personas provida se lanzó a la calle para repintar un paso peatonal.

Resulta que este paso peatonal tenía los colores del arcoíris —en referencia a la comunidad LGBTI (lesbico, gay, bisexual, trans e intersexual— y su bandera. Sin embargo, este detalle resultó incómodo para algunos de los habitantes.

grupo-provida-paso-peatonal-puebla

Foto: El Popular.

Pintan el paso peatonal de blanco

Vale mencionar que en contexto del mes del Orgullo, el Ayuntamiento de Puebla decidió pintar este paso peatonal con los colores de la bandera LGBTI —para visibilizar su importancia, sin estereotipos. No obstante, personas provida se lanzaron al bulevar 5 de Mayo para repintarlo. ¿La razón?

Para restablecer la seguridad del peatón. Eso fue lo que explicó la asociación Porque te quiero AC, mediante la voz de Mariana Igartua, presidenta del grupo. Al lugar Nacer Es Mi Derecho también le cayó y ante los transeúntes repintaron parte del pavimento.

De acuerdo con Mariana Igartua, esta acción es totalmente legal y hasta responsable, pues la pinta de las franjas vela por la seguridad de los automovilistas y los peatones: “Ya que existe una norma internacional. No estamos actuando en contra de derecho, estamos restableciendo un bien jurídico, que es el bien del automovilista y de los transeúntes.

Como plus, el grupo afirmó que la alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, puso en peligro a los poblanos con la pinta de las cebras con los colores del arcoíris —y todo para darle voz a “unos cuantos”, según su lógica.

En fin, ante El Sol de Puebla, el grupo resaltó que NO se trata de un acto homofóbico, sólo buscan que los peatones y las personas con discapacidad estén seguras en las calles —pues todos pueden reconocer el blanco en vez de los colores de la bandera LGBTI.

¿Y las autoridades?

Sólo para contextualizar, la integrante del grupo provida explicó a El Sol de Puebla que el grupo NO solicitó ningún permiso para repintar el paso peatonal, sólo se basó en una denuncia interpuesta ante el ayuntamiento, pues los colores LGBTI alteraban las medidas en la seguridad vial.

Sin embargo, las autoridades piensan lo contrario. De acuerdo con la Secretaría de Movilidad, pintar las cebras del color arcoíris se contempló como una intervención integral —dentro de la norma.

Además, Alejandra Rubio Acle, titular de esta dependencia, declaró que se contemplan sanciones administrativas contra quienes se lanzaron a repintarlas, pues para hacerlo se requiere la autorización de las autoridades locales. Así las noticias en Puebla.

**Foto de portada: El Popular-Erik Guzmán-El Sol de Puebla.