Pues Alejandro Armenta sí le trae ganas a la gubernatura de Puebla… tantas que hasta ya está viendo pa’ cuando “cafetean” al candidato de Morena, Miguel Barbosa, para entrar de sustituto. Ésa y otras ideas, el exprecandidato compartió con la exdiputada del PAN, Violeta Lagunes, razón suficiente para que el equipo de Barbosa solicite que el senador con licencia sea expulsado de Morena.

Luego de que el exprecandidato de Morena a la gubernatura de Puebla, Alejandro Armenta, impugnó la candidatura del nene consentido ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), ahora se da a conocer que el susodicho tuvo una muy interesante reunión con el bando contrario, con quienes tramó un posible complot contra Miguel Barbosa.

De acuerdo con Proceso, unos audios grabados por Edgar Moranchel, titular del Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado Municipal de Atlixco (SOAPAMA) y que también estuvo en la reunión de Lagunes con Armenta, revelan que éste y la exlegisladora abordaron una posible estrategia mediática contra Barbosa, la cual se basaría en su declaración patrimonial… además, pa’ ir más a la segura, el complot abarcaría al operador del candidato de Morena, Fernando Manzanilla, a quien presionarían para que se haga a un lado, dado que consideran que podría beneficiarse de una eventual muerte de Barbosa… ¡guat!

“(Manzanilla) está con Barbosa como secretario de Gobernación, Barbosa se muere y él sigue. O la otra: él va a estar al pendiente de que no se muera, pero Barbosa ya está incapacitado, ya no ve, él (Manzanilla) es el que va a estar gobernando”, señala Armenta quien, como se escucha en los audios, prevé (al igual que Lagunes) que la impugnación a la candidatura de Barbosa no tendrá éxito, así que le va más a un “Plan B”… que Barbosa gane la gubernatura (como lo indican las encuestas), pero ni alcance a concluir el mandato, dado su estado de salud.

Así, si bien Armenta va a estar dándole codazos a la candidatura de Barbosa, la tirada de él y Violeta Lagunes (también excandidata del Verde a la alcaldía de Puebla) es sacar de la jugada a Manzanilla, quien actualmente se desempeña como secretario general de Gobierno y podría ser mano derecha de Miguel Barbosa cuando éste gane la gubernatura.

“Yo voy a enfrentar a Manzanilla todo lo que resta del sexenio, eh, si él es el secretario de Gobernación (sic)”, promete Armenta a Moranchel y Lagunes, a quienes también ofrece protección a cambio de que trabajar en conjunto… por ejemplo, pide a Moranchel que entregue un expediente contra Manzanilla, el cual él haría llegar al presidente Andrés Manuel López Obrador o a Ricardo Monreal (quien, según el exprecandidato, lo respalda totalmente en todo este asunto: ¿pos no hasta su suplente en el Senado acusó al Bebé Sinclair de comprar una casa de 120 mdp?). “Si nosotros paramos a Manzanilla, en automático le quitamos la otra pierna a Barbosa”, asegura el manchado de Armenta.

Pero bueno, como al Niño Verde, Armenta quiso chamaquear y lo chamaquearon: el panista Moranchel dio a conocer el audio de la reunión, ya que –según explicó– no quiso estar metido en una guerra política baja… además de deslindarse, en caso de que algo le pase a Barbosa. Porque eso de hablar ya con los pelos de la burra en la mano de que va a ser “cafeteado” antes de cumplir su posible mandato, como que no está muy chido. Por su parte, Violeta Lagunes confirmó el encuentro con Armenta… nomás aclarando que ella quería ir contra Fernando Manzanilla. Lo hablado sobre Barbosa fue un extra.

Pedirán expulsión del partido

Y la reacción del equipo de Miguel Barbosa no tardó en llegar: los voceros del candidato de Morena a la gubernatura de Puebla, Carlos Meza y David Méndez, informaron que solicitaran a la dirigencia de Morena la expulsión de Alejandro Armenta, ya que “ha traicionado los principios fundamentales de nuestra coalición y su permanencia es inaceptable. En los hechos trabaja a favor del candidato del PAN”.