En contexto de una conferencia sobre los 30 años de la caída del Muro de Berlín, Mario Vargas Llosa insistió en su crítica contra el gobierno de AMLO. En esta ocasión el peruano declaró que Andrés Manuel López Obrador está aplicando un retroceso al pueblo de México. De acuerdo con el escritor, nuestro país podría regresar a una dictadura. Ante las declaraciones de Vargas Llosa, Beatriz Gutiérrez Müller reviró los argumentos del autor de la Casa Verde y se armó el debate.

En su cuenta de Facebook, Beatriz Gutiérrez Müller señaló que las críticas de Mario Vargas Llosa están ligadas al fanatismo y el dogmatismo.

Mario-vargas-llosa-amlo

Foto: Cuartoscuro.

El panfletario perfecto

En la versión de la literatura, para Beatriz Gutiérrez existe el “panfletario perfecto”:

“Veo mal a ciertos escritores que han ganado el Premio Nobel, y lamento decirlo porque quiero mucho a los escritores. Me temo muchísimo que el fanatismo y el dogmatismo, que parece la ideología de algunos, nos conduzca otra vez al panfletario perfecto“.

Beatriz-gutiérrez-muller-mario-vargas-llosa

Beatriz Gutiérrez Müller.

En su mensaje, la periodista e investigadora añadió que espera que los escritores tengan un papel importante en América Latina. Pero “me temo que algunos de ellos están haciendo retroceder a la literatura y al pensamiento del continente, que comenzaba a salir de ese panfletarismo perfecto”.

Beatriz-Gutiérrez-Müller-vargas-llosa

Foto: Cuartoscuro.

Vargas Llosa responde

Ya en el ir y venir de las declaraciones, Mario Vargas Llosa respondió a la crítica de Beatriz Gutiérrez. Y de pasó le agradeció. En entrevista con el periodista Carlos Loret de Mola —en contexto de la FIL (Feria Internacional del Libro) Guadalajara, el premio nobel negó ser un panfletario y agradeció que la investigadora haya sido severa en sus críticas.

Vale mencionar que no es la primera vez —ni será la última— que Mario Vargas Llosa se refiere a AMLO y a su proyecto de gobierno. De acuerdo con Mario Vargas Llosa, el principal problema del Peje es el populismo, a manera del dinosaurio del PRI.