Foto: Parque Ecológico de Zacango.

Una buena: Nace bebé hipopótamo en Zoológico de Zacango Edomex

Esta es una buena noticia para la preservación de especies —e implica grandes esfuerzos por parte del personal del Zoológico de Zacango Estado de México. ¿Qué pasó? Un o una bebé hipopótamo nació el pasado 13 de julio, generando un montón de expectativas entre los trabajadores del zoológico, pues deben chambear para que la cría logre alcanzar su desarrollo ante las pocas probabilidades de sobrevivir.

A pesar de que el nacimiento de este pequeño hipopótamo es una gran noticia para la preservación de su especiehipopótamo del Nilo— hay retos que se deben superar para que el bebé sobreviva y alcance su plenitud. Aquí la historia de Tamba y su cría.

En la lucha para que el bebé hipopótamo logre sobrevivir

“Desde el 13 de julio, tras ocho meses de gestación, la hipopótama Tamba tuvo a su bebé, hecho que puso en alerta a médicos veterinarios y promotores de Bienestar Animal del Parque Ecológico Zacango con la finalidad de aumentar las expectativas de vida de la cría bajo cuidado humano”, explicó el parque en un comunicado.

Según los veterinarios, esta situación se debe a los problemas de alimentación de Tamba. A pesar de que ella es una “excelente” mamá y está al pendiente en todo momento del bebé, la cría debe luchar por sobrevivir.

bebe-hipopotamo-zoologico-zacango-estado-de-mexico

Foto: Zoológico de Zacango.

Va de nuez: todo está relacionado con los problemas de alimentación que Tamba ha tenido con sus crías.

Antes de este bebé, cuyo sexo aún se desconoce, la hipopótama tuvo experiencia con otras cuatro crías, sin lograr resultados positivos.

Ahora, tanto Tamba como su bebé están bajo el cuidado exhaustivo del personal del parque: el monitoreo a distancia es constante y se abastece la dieta de la mamá con alimentos como el camote o betabel —que ayudan a los mamíferos a producir más leche.

zoologico-de-zacango-estado-de-mexico-hipopotamo-cria

Foto: Parque Ecológico de Zacango.

Por lo pronto, los veterinarios consideran que el bebé hipopótamo está fuerte y aparenta buena salud, así que los cuidados se reforzarán en espera de que se incremente su índice de supervivencia —hasta ahora lo ha logrado, pasando de 5 a 15%.

Tamba —de 22 años— y su bebé no son los únicos animales de esta especie habitando en el Zoológico de Zacango. Junto con ellos viven Gloria y Mundo, papá de la cría, quienes fueron donados en 1991 por una UMA privada.

Y ojo aquí, la importancia de este acontecimiento radica en los esfuerzos que se llevan a cabo para la preservación de esta especie, catalogada como vulnerable en la lista de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), por la destrucción de su hábitat y la caza ilegal.

Así que mandemos las mejores energías para que Tamba y su bebé superen los obstáculos.