Dicen que ser joven o viejo es cuestión de actitud, checa a estos adorables bebés haciendo de la edad algo irrelevante.

El fotógrafo Zachary Scott transformó a seis niños en versiones de sí mismos con más arrugas; para ello empleó maquillaje, algunas prótesis y una buena dosis de Photoshop para un artículo del New York Times sobre el envejecimiento llamado “¿Qué pasaría si la edad solo fuera un modo de pensar?”

Según el artículo, ocho ancianos fueron parte de un experimento de Ellen J. Langer, profesora de psicología en Harvard; en el que fueron ingresados a una casa ambientada en los años 50, la televisión y la radio daban noticias de 1959. Todos los libros habían sido editados antes de ese año. Y la decoración también remitía a esa época. Esos hombres, de entre setenta y muchos y ochenta y pocos, empezaron a hablar como si realmente estuvieran en esos días. Tuvieron un avance impresionante en su salud.

bebe6bebe5bebe4bebe3bebe2bebe1

¿Envejecer será algún tipo de  sugestión masiva? Siempre damos por hecho que los viejitos tienen más achaques, pero tal vez la edad solo es un juego de la mente.

Vía: Distractify, New York Times