Otro religioso fue atacado en Europa, esta vez la agresión se registró en el este de Bélgica.

De acuerdo a los primeros reportes, se trató de un intento de asalto en el pueblo de Lanaken

, donde la víctima resultó con heridas en las manos, pero no ponen en riesgo su vida.

Un solicitante de asilo pidió permiso al sacerdote para poder bañarse, una vez que se duchó le pidió dinero al padre y ante la negativa, vino el ataque.

Las autoridades indicaron que ya se inició con las investigaciones para dar con el agresor, quien logró escapar, mientras que el sacerdote fue trasladado a un hospital para ser atendido.