Tras el anuncio de un nuevo álbum y una gira de despedida el próximo año, fantaseamos con la posibilidad de ver a algunos bateristas aporrear los tambores con los progenitores del Heavy Metal. Sin embargo tal pareciera que se abre una posibilidad para que sea Bill Ward, el baterista original, quien regrese a las filas de la banda.

La noticia llega por medio de Ozzy Osbourne

en una reciente entrevista para el portal Esquire. Al preguntársele si retomará su carrera solista después del adiós de Black Sabbath, el vocalista expresó su deseo de que Bill Ward pueda unirse al grupo para esta gira:

“De lo que estoy más feliz es que, si esta es la última gira de Black Sabbath, entonces la habremos terminado con broche de oro en lugar de hacerlo como cuando me fui en 1979 y todos estábamos jodidos por una cosa u otra, y a mí me señalaron como el peor de todos, ya sabes. Acabó todo en muy malos términos, así que…..La única cosa triste al respecto es que espero que Bill Ward pueda arreglar sus asuntos y estar en forma para venir con nosotros porque….una de las grandes cosas de las que estoy más orgulloso en mi vida es que Black Sabbath nunca fue una banda creada por algún gran mafioso de negocios en Londres o Nueva York. Que eramos cuatro tipos que tuvieron una gran idea y funcionó desde el primer disco, y todavía….Te imaginas que nos tomó 45 años para conseguir nuestro primer álbum número uno en Estados Unidos? Para mí fue sorprendente”.

En Junio del año pasado, Ozzy ya había comentado que le gustaría dirimir las diferencias que se dieron con Bill Ward pues les habría gustado tenerlo en el disco y la gira, expresó que ojalá pudiera regresar a la banda antes de que volvieran a pasar otros 35 años para reunirse: “ya tengo 65 años, no hay estudios de grabación en el inframundo”.

sabbath2012

Hay que recordar que Bill Ward no participó en la reunión que se dio en 2012, aunque sí fue convocado a la rueda de prensa para anunciar el regreso de la banda, la grabación del álbum 13 y la subsecuente gira del mismo. En los preparativos para ello, Ward se encontró con “contratos imposibles de firmar” en los que su sueldo era mucho menor que el de los otros tres miembros del grupo, lo cual sintió como una falta de respeto a su participación en la banda y por ello decidió no estar con el grupo (un poco pensando también que la presión de los fans por tener al grupo original completo haría recular a sus compañeros). El productor Rick Rubin contrató los servicios de Brad Wilk de Rage Against the Machine para la grabación del disco, y el grupo hizo la gira con Tommy Clufetos, baterista de Ozzy.

El cantante expresó en diversas ocasiones que un baterista para el tipo de grupo que es Black Sabbath necesita estar en forma y que Bill estaba “increíblemente obeso” y en malas condiciones de salud como para tocar, puesto que ya había sufrido dos infartos y no quería ser el responsable de algo más grave. En Septiembre de este año Ward se sometió a una cirugía en un hombro tras la cual ha retomado sus quehaceres en la batería pero hace unas cuantas semanas de nuevo fue operado por una diverticulitis perforada. Igualmente se había especulado que el grupo podría haber dejado que Bill tocara algunas canciones en la gira de 13, pero Ward aseguró que sólo regresaría si lo dejaban tocar “todo o nada”.

Mientras tanto alguien avísele a Bill Ward que ya se ponga a dieta y vaya desempolvando su membresía del gimnasio para que podamos verlo de regreso en la banda y desde luego, podamos tenerlos en México completos por fin.

https://www.youtube.com/watch?v=UKDv53XdSn8