Finalmente este viernes, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, firmó un decreto para que las Fuerzas Armadas se integren al combate de los incendios forestales que actualmente se encuentran devorando las selvas del Amazonas.

De acuerdo con el texto autorizado, el Ejército brasileño participará en la frontera, en las tierras indígenas, reservas federales de conservación ambiental y otras tantas zonas protegidas.

Esto entra en vigor desde este sábado y hasta el 24 de septiembre próximo, fecha en la que el decreto puede ser alterado dependiendo de la situación del incendio.

La primera acción de combate 

La firma de este decreto se convierte en la primera acción de combate al incendio que el presidente Jair Bolsonaro ordena debido a la presión internacional.

El miércoles pasado, el presidente acusó a organizaciones no gubernamentales (ONG’s) de ser las responsables de los incendios en la selva amazónica como una forma de ataque en contra de su gobierno.

Y es que dichas organizaciones han señalado a Bolsonaro como uno de los principales responsables de estos incendios.

¿Por qué? Aunque el ministro del Medio Ambiente, Ricardo Salles, ha dicho que el avance de los incendios en la selva brasileña se debe a la sequía y el viento; lo cierto es que algunos especialistas han señalado que el origen de los incendios está relacionado con las actividades del ser humano y los programas de Agricultura de Bolsonaro.