Sí, es 16 de septiembre y México es el tema de moda, pero este lunes llegaron unas impresionantes imágenes desde el otro lado del charco. Boris Johnson, el flamante primer ministro del Reino Unido, se escondió de una conferencia de prensa para no tener que enfrentarse a los abucheos de muchos manifestantes.

Para acabarla de amolar, la terminó dando solito su compañero para esta tarde, el primer ministro de Luxemburgo… con el estrado vacío de Boris Johnson a un costado.

oficial-boris-johnson-primer-ministro-gran-bretana-nuevo

Este es Boris Johnson, para quien no lo conoce // Foto: GettyImages

El evento era una oportunidad planeada para que el primer ministro británico respondiera cuantiosas dudas sobre la situación  actual del Brexit y las recientes pláticas que ha tenido con la Unión Europea. Sin embargo, terminó por no realizarse porque a alguien se le ocurrió hacer la conferencia de prensa al aire libre donde decenas de manifestantes esperaban al controvertido político. 

El equipo de Johnson pidió mover la conferencia a otro lado pero fue bateado por los oficiales de Luxemburgo.

Horas después, el primer ministro británico le dijo a la BBC que decidió no asistir al evento —y dejó vació el lugar— porque según él, “había demasiado ruido y nuestros puntos no hubieran podido ser escuchados (…) sería injusto para el primer ministro de Luxemburgo”.

Mientras los manifestantes dedicaban abucheos, gritos y canciones de burla, la situación fue insostenible.

Boris Johnson no se presentó a la conferencia de prensa y dejó solo a Xavier Battel, el primer ministro de Luxemburgo, quien aprovechó la oportunidad y le tiró hasta por debajo de la lengua a los británicos para defender la postura de la Unión Europea. “Brexit no es nuestra elección”, mencionó. “No nos culpen a nosotros porque ahora ellos no saben salir de la situación en que se metió”. 

boris-johnson-primer-ministro-reibo-unido-brexit-conferencia-huye

Foto: Reuters

Ouch.