A éste le podríamos llamar el “gentleman de Australia”.

Confusión y susto fue lo provocado por un pasajero de un avión de la aerolínea Virgin Australia, quien ya entrado en copas intentó ingresar a la cabina del piloto, lo que provocó que la demás tripulación creyera que se trataba de un secuestro.

La alerta de seguridad comenzó cuando oficiales de Bali, Indonesia –destino de la nave- dijeron que el piloto del Boeing 737 informó que hubo un intento de secuestro, por ello se preparó todo un operativo para cuando la aeronave llegara a tierra.

Momentos después, el director del aeropuerto local, Heru Sudjatmiko, señaló que todo fue una confusión ocasionada por un borrachín que llevaban como pasajero, el cual al querer entrar a la cabina del piloto e impedírsele el paso, se pudo impertinente y tuvo que ser esposado.

“No fue un secuestro, fue una falta de comunicación (…) lo que paso fue que había una persona borracha. El consumo de mucho alcohol lo llevó a actuar de forma agresiva (…) Con base en el reporte que recibí, el pasajero intentó entrar a golpes en la cabina del piloto, pero no lo consiguió, en absoluto”.

Debido a las condiciones en que llegó al aeropuerto Matt Lockney, el culpable de la falsa alarma, no se ha podido indagar más al respecto. Sin embargo, testigos de la actitud mala copa del paisano de Cocodrilo Dundee, señalan que estaba “paranoico”.

Las autoridades indonesias informaron que ningún miembro de la tripulación fue herida; los 137 pasajeros fueron evacuados sin problema. Virgin Australia es la segunda aerolínea más grande de Australia y para suerte de sus usuarios todo quedo en susto.

*Vía The Guardian / Fotografía: Barcroft

Fundé Sopitas como hobby y terminó siendo el trabajo de mis sueños. Emprendedor, amante de la música, los deportes, la comida y tecnología. También comparto rolas, noticias y chisma en programas... More by Francisco Alanís

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook