Foto: Shutterstock

Brandon, Bryan y Kevin, los nombres más usados por delincuentes para engañar a policía de la CDMX

“Nombre es destino”, dicen los clásicos… pero una cosa es que el futuro esté en manos de las Moiras y otro que los chakas engañen a la policía de la CDMX con nombres falsos que sólo contribuyen a estigmatizar (más) a personas cuyo apelativo quizás sólo es culpa de progenitoras fans de Beverly Hills 90210 o los Backstreets Boys. Ay, Brandon…

De acuerdo con la titular de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la CDMX, Ernestina Godoy, “Brandon”, “Bryan” y “Kevin”, son los nombres falsos que más ofrecen los delincuentes a la hora de ser apañados por la policía. De esta situación se dieron cuenta las autoridades cuando vieron los registros y exclamaron “¡ah noma’, un chorro de Brandons andan de lacras!”… Bueno, realmente no sabemos si eso dijeron, pero lo que sí pasó fue que notaron que dichos apelativos son mencionados una y otra vez en las agencias del MP.

“No tenemos una base de datos donde podemos decir que fulanito de tal había sido detenido una y otra y otra vez; lo que sucede también es que se cambian los nombres, les gustan esos nombres a los detenidos porque a cada rato detenemos a Brandon, a Bryan y a Kevin, les decimos que nos den su verdadero nombres pero optan por no darlos, señaló la funcionaria al explicar que los delincuentes son mañosos y dan un nombre falso al ser remitidos al Ministerio Público.. Ya saben, para evitar que su verdadero mote quede asentado en el registro detenciones.

En fin, para evitar que lo anterior siga pasando, se impulsa la creación de un registro administrativo de los detenidos de la CDMX, elemento que no sólo serviría para que el buen nombre de los verdaderos Brayans sea limpiado, sino también para combatir la inseguridad y delincuencia de la capital del país.

Y no sólo en México pasa esto de los nombres…

En pocas palabras, lo que se pretende hacer es fichar a las personas (si es que llegan a caer en el MP). Algo que algunos verán muy cool, para tener una ficha (mugshot) como la de varios artistas a los que arrestan por cosas leves… así que luego, luego salen. Esto, según señala Ernestina Godoy, anteriormente se realizaba, sólo que cayó Derechos Humanos y señaló que con ello se violaba la presunción de inocencia.

“A partir de que Derechos Humanos nos dice que no podemos lo que se llamaba vulgarmente fichar a quienes no estaban sujetos a proceso porque estaríamos violando el principio de la presunción de inocencia, se dejó de hacer y solamente se fichaba a quienes tenían una sentencia firme”.