Detienen en EU a científico mexicano; lo acusan de ser agente de Rusia

Aunque varios medios indican que el mexicano está acusado de ser espía, CNN aclara que las autoridades gringas no están tan preocupadas por el trabajo que hizo como agente de Rusia.

Con doctorado en microbiología y otro en cardiología molecular, se podría imaginar que el científico mexicano Héctor Alejandro Cabrera Fuentes andaba metido en cuestiones más densas. Bueno, no es que ser detenido en Estados Unidos por ser considerado agente ruso no sea grave… pero al connacional “nomás” se le acusa de no avisar. ¿Nomás?

De acuerdo con CNN, Cabrera Fuentes está acusado de trabajar en nombre de Rusia mientras vigilaba a una fuente del gobierno de Estados Unidos ubicada en Miami. Según informó el Departamento de Justicia gabacho, el científico mexicano sólo tiene en su contra el cargo de no haber avisado que chambeaba como agente de Rusia…

cortina-hierro-internet-rusia-firewall-desconecta-libertad-expresion

Foto: PC MAG

Es decir, aunque muchos medios de México señalan que Cabrera Fuentes está acusado de espía, Pete Williams de CNN aclara que no es así. De hecho, sus fuentes del Departamento de Justicia le indicaron que las autoridades gringas “no están demasiado preocupadas” por el trabajo de vigilancia que el mexicano llevó a cabo.

Cabrera Fuentes habría sido reclutado por Rusia el año pasado. Según las investigaciones de Estados Unidos, un funcionario del gobierno de Putin le ordenó alquilar un departamento en el condado de Miami-Dade… pero no a su nombre y, además, sin contarle a nadie. Ni a su familia. Recientemente habría ido a Rusia para conocer más detalles del encarguito.

Un funcionario del gobierno ruso le proporcionó a [Cabrera] Fuentes la descripción del vehículo de una fuente del gobierno de los EEUU. Se le indicó localizar el auto, obtener el número de placa del y  anotar la ubicación física del vehículo de la fuente”, señala una declaración del Departamento de Justicia estadounidense citada por el periodista de CNN.

Y ya… sólo eso es lo que tenía que investigar el científico mexicano. Los resultados los entregaría en abril o mayo próximo… pero bueno, eso ya no será.

Para convencernos de que el mexicano no es espía, basta con saber que para obtener la placa del automóvil objetivo, Cabrera Fuentes hizo como que quería entrar a la ubicación en que éste se encontraba… y mientras “distraía” a la seguridad dando datos falsos, su esposa tomaba fotografías. Toda discreta ella, que hasta de eso tuvieron conocimiento las autoridades gringas.

Cabrera Fuentes fue detenido el pasado domingo, cuando pretendía viajar a la Ciudad de México desde el aeropuerto de Miami… nomás fue cosa de revisar su teléfono para checar que todavía tenía las fotos tomadas en una conversación de “whats”. Con eso de evidencia, el mexicano aceptó la operación nada discreta que realizó para el gobierno ruso.

Top Relacionadas