Estamos en el último mes del 2016 y todos esperamos las tradicionales posadas, cenas navideñas y el fin de año; aunque hay algo que nos urge: ¡el aguinaldo!

Y ahí empiezan las dudas existenciales: ¿Me toca aguinaldo? ¿Cuánto? ¿Si son 15 días, por qué veo menos en mi recibo y mi cuenta? ¿Qué hago si no me lo pagan?

Acudimos a la fiscalista Ana Sarez, de la firma Sarez Contadores, para que nos aclarare todas estas dudasa través de este video:

Si quieres saber exactamente cuánto tienes que recibir, descarga la calculadora de aguinaldo que Ana te preparó.

Van las instrucciones:
1. Da click aquí para que se descargue un archivo de Excel a tu escritorio.
2. Usa la clave PCC2016 para desbloquearlo.
3. Modifica únicamente el dato de tu salario diario (debería venir en tu recibo de pago) y si la empresa te da más de 15 días, también “días que te dan de aguinaldo”.

Eso te dará un aproximado de cuánto recibirás, ya descontando impuestos.

Sácale jugo a tu aguinaldo

Aunque es muy tentador chutarse todo este bono navideño en salidas del Lupe-Reyes, regalos, decoración, vacaciones y las cenas de 24 y 31 de diciembre; también hay que tener en cuenta que la resaca financiera se puede poner complicada en enero –más este año, cortesía de Mr.Trump. Sería sensato de nuestra parte no gastar todo en un mismo lugar, y aprovecharlo lo más posible con estos consejos:

1.- Planea en qué usarás tu dinero. Escribe en sobres el destino del dinero y cuando te llegue, reparte el dinero en éstos. Si eres más electrónico, usa un Excel para acomodar tus gastos.

Supersónicos - GIF

2.- Ahorra una parte. El aguinaldo es un dinero adicional a nuestro sueldo, y por tanto una gran oportunidad para empezar el ahorro. Separa un porcentaje: si no puedes mucho, que sea por lo menos el 10%; y si te quieres ver muy pro, ¡inviértelo! En México, existen alternativas desde 50 y 100 pesos para ponerlo a trabajar. Aquí puedes leer algunas opciones y tips para empezar a invertir.

3.- Paga tus deudas. Las tasas de interés llevan subiendo todo el año, y deber se volverá más caro el próximo año. Un buen destino para tu aguinaldo, o parte de éste, son las deudas de tarjetas de crédito, el préstamo personal o cualquier crédito que tengas pendiente. Así empezarás el año con el pie derecho.

4.- Prevé los impuestos. Recuerda esos pagos anuales que vienen en el 2017, como el predial o la tenencia de tu coche.

dinero-moneda-pesos-inflacion-banco

5.- Prioriza tus regalos. De preferencia no participes en cuanto intercambio te inviten; y si te gusta dar regalos, divídelos en dos: prioritarios y detalles. En los primeros entra tu pareja, familia y amigos cercanos; en los segundos, están los compañeros de oficina, clientes que no quieres que pasen inadvertidos y “otros”.

6.- Haz un presupuesto para cada lista y busca opciones con tiempo para mantenerte dentro de él. Recuerda que un buen regalo no necesariamente es el más caro, sino el mejor planeado para la persona.

¿Y si no tengo aguinaldo?

El aguinaldo es una prestación obligatoria por ley para todos los trabajadores con contratos de empresas privadas y gubernamentales; pero tristemente no aplica para los freelance, emprendedores, ni trabajadores por honorarios.

Si es tu caso, puedes construir tu aguinaldo a lo largo del año para que no te pesen tanto los gastos de esta temporada. ¿Cómo? Ahorrando el 4.166% de cada pago que recibas. En 12 meses, este porcentaje te dará medio mes de ingresos -lo equivalente a los 15 días estipulados- que es el mínimo de ley para esta prestación. Quizás sea buena idea incluirlo en tus cotizaciones de 2017.

Sofía Macías es especialista en educación financiera, autora de la serie de best-sellers Pequeño Cerdo Capitalista. Puedes encontrarla en Twitter como @PeqCerdoCap y en www.pequenocerdocapitalista.com