Resulta sumamente preocupante que en México el cáncer de mama sea la enfermedad más diagnosticada en las mujeres, además de que en los últimos años se ha registrado una incidencia mucho mayor que en los países desarrollados.

De acuerdo con la investigadora Liliana Gómez del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en 2016 se detectaron 23 mil casos de cáncer de mama y de ese número el 15% corresponde a mujeres menores de 40 años.

La investigadora explicó además que este tipo de cáncer que afecta a las más jóvenes es también más agresivo y desafortunadamente se detecta en etapas más avanzadas de la enfermedad porque las personas creen que esto es propio de mujeres mayores solamente.

Hay que mencionar que los casos reportados de mujeres menores de 44 años que presentan este cáncer sin ya casi el doble en Latinoamérica que en Estados Unidos y Canadá.

¿Cuáles son las probabilidades?

En todo el mundo, una de cada ocho mujeres tiene o va a desarrollar cáncer de mama durante su vida. Esto implica que el 12% de la población femenina actual va a presentar esta enfermedad.

Como ya lo mencionamos anteriormente, en México los casos van en aumento, así como también la tasa de mortalidad por esta causa, es ya un grave problema de salud pública.

Existen algunos factores de riesgo que pueden hacer que una mujer esté mas predispuesta a desarrollar esta enfermedad, el más importante es que se tengan antecedentes familiares de mujeres que hayan padecido de cáncer de mama.

Hay algunos síntomas que podrían indicar la presencia de esta enfermedad:

  • un bulto o tumoración que puedas sentir al taco en el seno, puede tener consistencia dura e incluso con dolor al tacto
  • la piel de la mama se vuelve rugosa con apariencia de una cáscara de naranja
  • deformidad en el seno
  • secreción mamaria, sobre todo si esta contiene sangre
  • hundimiento del pezón

¿Qué se puede hacer?

La autoexploración es un factor de vital importancia. De acuerdo con un artículo de la Facultad de Medicina de la UNAM, las mujeres se deben autoexplorar cada mes a partir de la primera menstruación, entre el 7° y el 10° día de iniciado el sangrado. Además, después del periodo en un día elegido constante.

Fuente: Notimex

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la mastografía se recomienda para las mujeres de 40 a 69 años de edad, si signos ni síntomas de cáncer. 

Este estudio de rayos “X” tiene el objetivo de detectar anormalidades en las mamas que no se pueden percibir solo con observación o palpación.

En caso de que se descubra alguna anormalidad en el estudio, se necesitarán estudios adicionales para descartar o confirmar el diagnóstico. Sin embargo, si el resultado es normal, la cita para otra mastografía será en dos años. 

Foto: El Sol de Orizaba

Hay ciertas prácticas que las mujeres pueden llevar a cabo para prevenir la aparición del cáncer de mama, sin embargo es importante mencionar que esto no garantiza al 100% la no aparición, ya que como lo mencionamos, puede depender de factores hereditarios.

  • Alimentarse balanceadamente y con un contenido alto de fibra: brócoli, acelgas, espinacas, setas, uva y papaya
  • Bajarle al consumo de azúcares y grasas
  • Practicar ejercicio al menos 30 minutos diariamente
  • Mantener un peso adecuado
  • Evitar el cigarro y el alcohol
  • Realizar una auto-exploración mamaria mensual a partir de los 20 años
  • Solicitar una mastografía a partir de los 34 años, en caso de antecedentes familiares de la enfermedad. Si no se tienen, se debe hacer cada dos años a partir de los 40, y cada año al llegar a los 50

Y aunque es menos frecuente, en los varones el cáncer de mama también puede estar presente. La mayoría de los casos es por cuestiones hereditarias.