“¿Qué clase de México es este?”, se preguntaron cientos de ciudadanos en Kiev cuando abrieron los periódicos esta mañana y se dieron cuenta que Volodymyr Zelenskiy —¡salud!— era el puntero en las encuestas para obtener la presidencia de Ucrania. Lo que sorprende con el principal candidato es su currículum: Zelenskiy tiene 20 años de experiencia… pero haciendo chistes y sátiras frente a la televisión en sus programas de comedia.

La experiencia laboral de Zelenskiy incluye ser el protagonista de “Sirviente del pueblo”, una serie donde un maestro de secundaria que se convierte en presidente luego de que un video donde critica la corrupción se hace viral.

Le gustó tanto su papel que ahora intenta llevarlo a la realidad. 

“Hay corrupción por todas partes. Necesitamos reducir sus efectos en el gobierno, en la vida de las personas”,  le decía el candidato, actor y comediante a AP News en una entrevista. Según él, la falta de experiencia política es una ventaja en el ambiente electoral del siglo XXI donde los votantes ya están cansados de las ideas tradicionales y aprovechó la oportunidad para decir que es una “nueva cara” para darle emoción a la polaca ucraniana.

“La gente está cansada de la vieja guardia, para decirlo de alguna manera”, contaba mientras desestimaba unas severas acusaciones que lo pintan como el títere de un poderoso banquero de su país. Antes de que a los del Privilegio de Mandar se les prenda el foco, Zelenskiy domina las encuestas por sus críticas hacia el presidente actual, Petro Poroshenko y le ha puesto un repasón en las encuestas.

La elección general en Ucrania será el 31 de marzo, así que todavía quedan unos meses para ponerle más atención a la situación.