“Zona Divas”, el caso que reveló (aún más) el grave problema de trata de personas que existe en nuestro país, ahora tiene un responsable tras las rejas. Y, según lo dictado por el juez, ahí estará por 39 años.

De acuerdo con diversos medios, Édgar Manuel Martínez, uno de los involucrados en la red de prostitución que era promovida por medio del portal “Zona Divas” fue sentenciado a 39 años y 4 meses de prisión. Los cargos por los que estará guardado por todo ese tiempo son explotación sexual agravada y trata de personas.

Según revelaron las investigaciones, este hombre –señalado como socio del portal “Zona Divas” – tenía como tarea dentro de la red el “enganchar” a chicas. Para ello, hacía promesas de trabajo a chicas provenientes de Sudamérica (principalmente Venezuela)… Pero, cuál: terminaba por traerlas y obligarlas a prostituirse en Morelos, Puebla, Querétaro, Chiapas y CDMX.

Al comprobársele lo anterior, el juez federal determinó que, debido a que se benefició de la explotación sexual de sete mujeres a través del portal “Zona Divas”, el susodicho debía ser sentenciado a 34 años en el bote… más el pago de una multa de un millón 585 mil 290 pesos.

Según indica Milenio, Édgar Manuel Martínez fue denunciado por una de sus víctimas, lo cual generó la investigación que ahora lo tiene bien encerrado. Las pesquisas corrieron por cuenta de la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas de la Fiscalía Especializada en Materia de Derechos Humanos.

Édgar Manuel Martínez no es el único que se dedicaba a enganchar mujeres para ser explotadas sexualmente por medio de “Zona Divas”. De hecho, ya son varios los detenidos por este… a partir de que se dio a conocer toda la red que había detrás de la página que era visitada por jóvenes calenturientos (nomás pa’ ver) se ha logrado la aprehensión de varias personas que hacían lo mismo que el ahora sentenciado.

Incluso mujeres… en junio de 2018 se dio a conocer la detención de una ciudadana paraguaya que se encargaba de reclutar chicas, para luego ser ofrecidas en el portal. Previo a que fuera agarrada, la fulana ésta llevaba seis años contactando víctimas de diferentes países. Una vez que las enganchaba, las traía a la Ciudad de México donde se encargaba de difundir su imagen y servicios a través del portal Zona Divas.