Hagan grupos de 3 para discutir la forma en que el activista de la comunidad LGBT, Mario Rodríguez Platas, quiso ajustar cuentas con el diputado de Morena, Carlos Leal, quien – supuestamente – apoyó los dichos homófobos del boxeador Darío Larralde.

Pudiendo buscar apoyo de Derechos Humanos o alguna organización que de verdad le pusiera un calambre al legislador Mario Rodríguez por andar mostrando su apoyo a un homófobo declarado, el buen activista pro-gay Mario Rodríguez se rebajó al nivel de cualquier diputado troglodita y se quiso ir directo a los madrazos.

Ahora, cabe señalar que a la hora de confrontar al legislador, el activista LGBT no mostró tener los pelos de la burra en la mano. “Nomás quiero que me digas qué dije”, pidió el morenista a lo que al buen Mario Rodríguez se le comenzó a “lenguar la traba”…”Le voy a decir, un joven que se llama Darío no sé qué tuiteó una pendejada contra los gays y usted lo apoyó diciendo que lo de Hitler qué diputado…”

Y bueno, sin pruebas ni nada, más que el puro coraje entripado, comenzó el sabroso intercambio de insultos… nah, ni intercambio. El de Morena dejó que su detractor se fuera como gordo en tobogán: “Usted incentiva el odio a los demás, cómo chingados que no. Y le digo una cosa: un putazo no se lo quita el fuero. Yo se lo daría con todo gusto, pero la vida lo tiene bien jodido, como para joderlo más”.

 

Y bueno, qué fue lo que dijo el diputado que despertó la ira del activista. Aunque Rodríguez acusó que el legislador borró el tuit de la discordia, éste todavía está en la conversación iniciada a partir de las declaraciones homófobas del boxeador Darío no sé qué Larralde.

De los insultos pasaron a la medición de conocimientos. Mientras que Rodríguez Platas mostraba su sapiencia de la Constitución, Leal hizo lo propio de la Carta de los Derechos Humanos. En fin, una bronca de dimensiones arrabaleras que acabó cuando la seguridad del Congreso de Nuevo Léon (ahh sí, estos dos personajes son oriundos de la tierra del Bronco) echó al activista del lugar: “¿Me van a desalojar por decirle pendejo a ese pendejo? (…) ¿Tienes los huevos, tienes los huevos? ¡Vente afuera, hijo de tu puta madre, órale! Te voy a romper la madre, pendejo, a ver si el fuero te salva, hijo de la chingada”.

Al respecto ni Morena de Nuevo León, ni el Congreso o alguna organización LGBT se ha pronunciado. Tras lo ocurrido, Leal sostuvo varias discusiones en Twitter, en donde no se desdijo de sus dichos y remató señalando: “Yo no apoyo ni un tipo de agresividad, ni estoy en contra de los homosexuales, solo mi opinión es distinta a la de ustedes y hasta por eso hoy fueron a agredirme al congreso”.

Y bueno, a la espera de ver cómo actúa el activista, el diputado ya comenzó…