Aunque muchos ya se frotaban las manos para ver si ahora sí se lograba dar con un autor intelectual del asesinato de Luis Donaldo Colosio o, bien, para criticar en redes a AMLO por ceder nomás con una carta y reabrir las investigaciones del caso… pues ni una ni otra: La Segob ya dijo que necesita más que la carta de Mario Aburto para considerar darle una revisada a las indagatorias.

La titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, comentó que para reabrir las indagatorias del asesinato de Colosio deben presentarse pruebas supervenientes… así que no es suficiente con la carta que la jefecita (y el papá) del asesino material del candidato presidencial del PRI enviaron hace unos días al presidente. Momento… ¿y qué son pruebas supervenientes? Ah, pues aquellas que ocurren con posteridad a la fecha de demanda y excepciones de los hechos juzgados, según indica La Jornada.

Olga Sánchez Cordero donaría su pensión de 258 mil pesos mensuales

Foto: ADN Político

Apenas el pasado viernes, en su conferencia mañanera, el titular del Ejecutivo dejó más o menos la puerta abierta a la posibilidad de echarle un nuevo ojito a las investigaciones que tienen a Mario Aburto en el tambo. Esto nomás porque el corresponsal de Estrella TV hizo la entrega de una carta que los padres del susodicho le enviaron.

Según AMLO, el asesinato de Colosio es un asunto del que todavía hay muchas cosas que aclarar. Y cómo aclararlas, sino es con la vuelta a las indagatorias.

Ahhh, pero aparte, en la conferencia matutina de ayer (lunes 25 de marzo), fue cuestionado sobre la respuesta que les daría a los padres de Mario Aburto y, como pasó con la misiva que le envió la jefecita del Chapo, el buen AMLO le echó la bolita a la Segob, indicando que ésta es la que debería de proceder de acuerdo con la ley…

A 25 años, filtran spot inédito de la campaña de Colosio

Twitter: @Iran_Navarro

Así que bueno… aquí está la respuesta: de acuerdo con la titular de la Segob, la “única rendija” para que se reabra el caso Colosio es que se presenten pruebas supervenientes. Y como eso no ha ocurrido hasta el momento, entonces la respuesta es no.

Y parece que para que se reabra las investigaciones deberán presentarse elementos muuuy importantes, ya que –según recordó Sánchez Cordero– el último fiscal del caso le comentó en una conversación que, en su momento, se realizó una “investigación científica de altísimo nivel”, la cual incluso contó con el apoyo de la UNAM… y todo acabó con la única conclusión de que Mario Aburto es el único responsable del asesinato: fue un asesino solitario.