Los feroces incendios que devoran una buena parte de Australia ya han dejado pérdidas irreparables. Medios locales refieren que hasta el momento han muerto al menos 27 personas, entre los que se encuentran bomberos voluntarios.

Foto: Reuters

Para agradecer el valiente trabajo que realizan miles de bomberos y voluntarios día con día para extinguir el fuego, la Casa de la Ópera de Sidney iluminó las icónicas velas del edificio con imágenes de bomberos luchando contra el fuego.

Además apareció un letrero pintado a mano con el mensaje “Thank you firies”

Foto: Sidney Opera House

Por medio de su cuenta de Twitter, la Casa de la Ópera de Sidney explicó que esto es una muestra de su apoyo a todos los afectados por los incendios forestales.

Queremos enviar un mensaje de esperanza y fortaleza, y lo más importante, agradecer a los servicios de emergencia y voluntarios por sus increíbles esfuerzos y coraje“, escribieron.

Y no es lo único. De acuerdo con CNN, de igual forma se realizará una gala de comedia en el próximo mes de marzo para recaudar fondos para beneficiar a las comunidades afectadas por los incendios.

Por su parte, el Servicio de Bomberos Rurales de Nueva Gales del Sur (NSW RFS, por sus siglas en inglés) afirmó por medio de redes sociales que en la lucha se han visto involucradas muchas personas, agencias y grupos, sin embargo existe un reconocimiento especial para los bomberos voluntarios que han ofrecido su tiempo para ayudar a otros.

Pero los bomberos necesitan apoyo

Con la muerte de algunos elementos y las jornadas sin descanso de cientos de elementos, bomberos solicitan al gobierno de Australia apoyo para poder continuar trabajando.

Recientemente miles de australianos salieron a las calles para protestar en contra de la inacción del gobierno, además de exigir la renuncia del primer ministro Scott Morrison.

protestas-destitución-Scott-morrison-australia

Foto: Reuters.

De acuerdo con la Universidad de Sidney, la estimación es que al menos mil millones de animales perdieron la vida o la perderán por la falta de recursos para sobrevivir.

Cálculos del gobierno revelan que más de 2 mil hogares han sido dañados o destruidos totalmente por el fuego, por lo que pueblos enteros han tenido que ser evacuados.