José Luis “N” ya fue vinculado a proceso para enfrentar juicio por el delito de “homicidio simple”, luego que –según el juez– se presentaron las “pruebas suficientes” para determinar que él sólo observó cómo su novia Lesvy Berlín se suicidó, sin llegar a intervenir para evitarlo. Sin embargo, familiares de la chica encontrada sin vida en instalaciones de la UNAM, además de colectivos de estudiantes y organizaciones en pro de los derechos de la mujer, exigieron que el caso sea tratado como feminicidio, toda vez que, señalan, en los videos obtenidos de las cámaras de seguridad de CU el día del incidente puede verse que Lesvy no se suicidó, sino que fue golpeada con la cadena de un perro.

“(Los) videos no muestran suicidio. Lo que sí aparece en los videos es cuando este sujeto toma un objeto, que parece ser la cadena del perrito de mi hija, y la golpea en el rostro fuertemente”, dijo la señora Araceli Osorio”, madre de Lesvy.

#URGENTE Hagla Araceli Osorio, madre de Lesvy Berlín, al inicio de audiencia en @TSJDF. Videos NO muestran suicidio. #JusticiaParaLesvy#RTpic.twitter.com/DVqXPcoHPU

— Centro DH Vitoria (@CDHVitoria) 10 de julio de 2017

La semana pasada, la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México determinó que Lesvy Berlín se suicidó con el cable de una cabina telefónica. Según las investigaciones, en grabaciones de seguridad de Ciudad Universitaria, se puede ver que la chica y su novio discutieron el día de los hechos. Luego, ella se enredó al cuello el cable de un teléfono y se deslizó, dejando caer su peso. Esta acción le provocó asfixia, que –según los peritajes– fue la causa de la muerte de la chica. José Luis “N” (como ha sido identificado el novio de Lesvy) miró el suicidio de la joven sin hacer nada para evitarlo, aun cuando estaba en su poder hacerlo. Por ello fue detenido e ingresado al Reclusorio Oriente, donde esperó la audiencia en la que se le vinculó a proceso por el delito de “homicidio doloso”, el cual le significará una pena menor que si el caso fuera tomado como feminicidio, que es lo que se reclama.

Mientras se celebraba la audiencia de José Luis “N” en el Tribunal Superior de Justicia de la CDMX, en las afueras del recinto se realizó una protesta para exigir que las autoridades investiguen el caso de Lesvy como feminicidio. Además de las imágenes de las cámaras de seguridad, los manifestantes señalaron que los abogados de la víctima han explicado que ésta sufría de violencia física y psicológica por parte de su novio, lo cual fue atestiguado por varios de sus amigos: ella incluso pidió terminar con la relación sentimental, por lo cual José Luis dejó aflorar sus celos y ejerció presión psicológica para que la chica no lo dejara.

Por su parte, la defensa de José Luis “N” señaló al juez que el día de los hechos, su defendido y Lesvy consumieron alcohol y metanfetaminas en una fiesta celebrada en las inmediaciones de Ciudad Universitaria. Debido al estado en que se encontraban -alega la defensa- José Luis no se percató que la joven se preparó para quitarse la ella. De hecho, él regresó al departamento en el que vivían sin acordarse de ella; hasta el día siguiente notó que Lesvy no había llegado.

Con las pruebas presentadas por una y otra parte, el juez del Ministerio Público determinó que José Luis “N” sólo será procesado por homicidio simple, bajo la hipótesis de omisión. Con esto, se desestimó el tratar el caso como feminicidio ya que –según el juez– los resultados de los peritajes no ofrecen elementos para determinar que haya ocurrido violencia contra ella. Sobre los supuestos golpes que el novio dio a la víctima con la cadena de un perro, las imágenes en que esto presuntamente ocurrió fueron desacreditadas ya el magistrado consideró que “no se apreciaban con claridad”. Sólo se veían “sombras”.

Desde el día en que la PGJ dio a conocer su resolución del caso, la abogada de la familia de Lesvy, Sayuri Herrera, señaló diversas irregularidades en el caso: iniciando por el hecho que, desde un inicio, las autoridades actuaron bajo la lógica “criminalizante, revictimizante y carente de perspectiva de género”. Recordemos que en cuanto Lesvy fue encontrada sin vida en las instalaciones de Ciudad Universitaria, la PGJ de la Ciudad de México remarcó el hecho de que la joven era alcohólica y se estaba drogando con sus amigos. Además, se apuntó que la chica ni siquiera era estudiante, lo cual fue refutado.

Información: Sin Embargo, El Universal