Apenas ayer se confirmaron las órdenes de aprehensión contra presuntas personas vinculadas con la tortura de la periodista Lydia Cacho, ocurrida en 2005, y ahora se reporta que uno de los buscados por la justicia ya fue detenido… pero no, por ahora muchos se quedarán con las ganas de ver cómo Mario Marín y Kamel Nacif lucen las esposas, porque el arrestado es otro.

Se trata de Juan Sánchez Moreno, quien fuera el jefe de la ya desaparecida división de Mandamientos Judiciales de la entonces Procuraduría General de la República (PGR) de Puebla. De acuerdo con La Jornada, el funcionario del gobierno de Mario Marín fue detenido ayer, 16 de abril, por la tarde, en Puebla, en cumplimiento de la orden de aprehensión girada por la magistrada del Primer Tribunal Unitario con sede en el estado de Quintana Roo, María Elena Suárez.

Como se dio a conocer ayer, el pasado 11 de abril la mencionada ministra giró órdenes de aprehensión contra varios exfuncionarios del gobierno poblano de Mario Marín (incluyendo al exmandatario). La justicia los busca por su posible relación en los delitos de tortura psicológica que sufrió Lydia Cacho durante su arresto extrajudicial ocurrido en diciembre de 2005.

Además del ya aprehendido Juan Sánchez Moreno, las órdenes de detención se giraron en contra de Hugo Adolfo Karam Beltrán, exjefe de la Policía Estatal (en Puebla, claro), el empresario Kamel Nacif… y la joya de la corona: el exgobernador de Puebla, Mario Marín. Contra éste última pesan los delitos de tortura y abuso de poder.

'El perdón político no es aceptable': la petición de Lydia Cacho para la reparación de daños

Foto: @lydiacachosi

Según reporta Proceso, Sánchez Moreno fue detenido por elementos de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO). Luego de su arresto, el exfuncionario poblano –quien habría sido el encargado de ejecutar la detención de Lydia Cacho, en 2005– fue trasladado a Cancún, Quintana Roo, para quedar a disposición de las autoridades correspondientes.

¿Y pa’ cuándo Mario Marín?

Pueeeeeeees… como ayer les informamos, en el PRI dicen no tener conocimiento de la orden de aprehensión en contra de su flamante exgobernador… y, en caso de que exista, aseguran que se trataría de un “golpe político” para desestabilizar la campaña de su candidato a la gubernatura de Puebla, Alberto Jiménez Merino.

De hecho, las últimas apariciones públicas del llamado Gober Precioso fueron para echarle porras a Jiménez Merino… y cómo no, si el coordinador de la campaña de éste es el exsecretario particular de Mario Marín, Ramón Fernández Solana, quien al ser cuestionado por el asunto aseguró que el exgobernador se encuentra vacacionando.

Pero cuál… de acuerdo con La Jornada, existe la versión de que alguien le dio el pitazo a Marín sobre la nueva causa penal en su contra por el caso Lydia Cacho, razón por la que ya ha dejado de ser visto en Puebla desde el día en que se giró la orden de aprehensión en su contra.

Es más, desde enero sentía que le iba a caer la voladora y por ello habría contratado los servicios de despachos de abogados para que se infiltraran en el Poder Judicial federal en Quintana Roo, para así recibir el pitazo de primera mano.