Ayer les contamos cómo le fue de “bien” a Yasmín Esquivel Mossa, una de las aspirantes a ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN)… y en el capítulo de hoy: como si fueran competencias de ver quién lo hace peor, chequen a la magistrada del Tribunal Superior de Querétaro, Celia Maya.

Durante su comparecencia en el Senado, la candidateada por AMLO para la SCJN… pues como que demostró no ser la idónea pa’l puesto. Aunque en redes sociales algunos le han dado recio a la pobre Maya por mostrarse algo consternada por las parejas del mismo “setso”.. lo que realmente preocupó al respetable fue la falta de criterio de la doña para posicionarse a favor o en contra de la adopción homoparental.

“A lo mejor los papás van a ser excelentes papás, pero ¿cómo controlamos el entorno del niño? Me preocupa. La mayoría de sus compañeritos tiene papá y mamá de diferente sexo y él va a tener mamá y papás del mismo sexo.  A lo mejor, en nuestra idiosincrasia todavía es difícil”… (cof, quizás quiso decir, cof, en la suya, cof) total que después de dar más vueltas que taxista que quiere cobrar doble, Celia Maya acabó echándose pa’tras, negándose a decir que no le late que parejas del mismo sexo adopten su opinión al respecto.

“Hoy no quiero arriesgarme en decir cuál es mi punto. Cuando tenga el caso concreto tendré que resolverlo. Pero por hoy pienso que tenemos que pensar en el menor: ¿Cómo le vamos a afectar?”, señaló Maya al más puro estilo “¿quieren saber qué opino de la adopción homoparental?… pues denme la chamba y se van a enterar.

 

Aunque en redes hay varios que señalan que la postura de Maya fue correcta… siendo la propuesta de un gobierno, supuestamente de izquierda, se esperaba que la doña no saliera tan “preocupada” con la adopción para parejas del mismo sexo. Dice que, en su momento, evaluará los casos de forma particular… pero, por lo que se ve, pondrá más requisitos que ventanilla de burócrata para dar su visto bueno: “(Los padres) podrán quererlo tanto y ayudarlo a que supere lo que pase en el espacio exterior. No lo sé. Tendrían que demostrarme en un expediente que tienen toda esa capacidad y que el niño puede vencer todas esas cuestiones con las que se va a enfrentar” .

Sobre lo que sí opinó fue sobre su militancia en Morena, asegurando que ésta no será obstáculo para actual con imparcialidad. “Esto de la independencia es una actitud de cada quién. Porque puede ser alguien que no tenga afiliación y sea el menos independiente de todas las personas. Aquí la respuesta está en que lo demuestran mis 40 años de juzgadora profesional”.