Gobierno Federal controla a la prensa a billetazos: The New York Times

Este lunes 25 de diciembre, el periódico estadounidense The New York Times publicó un reportaje en el que señala que el Gobierno Federal, durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto, ha gastado cientos de millones de dólares en publicidad oficial. Con ello, asegura el diario, el gobierno mexicano ha logrado controlar a la prensa, logrando suprimir artículos de investigación y hasta dictar las portadas de los distintos medios bajo la lógica del “no te pago para que me critiques”. A este ejercicio se suman gobernadores y líderes de distintos partidos políticos. De esta manera, de acuerdo con editores y reporteros entrevistados por NYT, las autoridades federales y estatales le dictan a los medios las historias que deberían y no deberían de reportear y ordenan el enfoque y manejo que se le debe dar a cierta información (en muchas ocasiones piden suavizarla o de plano ni siquiera llevarla en sus páginas).

(En este enlace pueden consultar el reportaje en su totalidad)

Foto: Shutterstock

En la pieza del New York Times se hace énfasis en algunos casos, por ejemplo, del manejo que ha tenido El Universal. El periódico estadounidense cuestiona las veinte portadas en las que El Gran Diario de México acusó a Ricardo Anaya Cortés, actualmente precandidato presidencial de Por México al Frente, de corrupción sin tener una base sólida para realizar dichas acusaciones. De acuerdo con esta investigación, este es el medio que recibe más dinero por parte del gobierno del presidente Peña Nieto. En otro apartado, se habla sobre la salida del editor de investigaciones, quien habría dejado su cargo debido a la creciente cercanía entre José Antonio Meade Kuribreña, precandidato presidencial del PRI, y El Universal. ¿Quién llegó a cubrir este puesto? Una persona que fungió como jefe de comunicación de Meade mientras este despachaba en la Secretaría de Relaciones Exteriores, según su perfil de LinkedIn.

En el reportaje también se habla de la censura del trabajo “Fueron los federales”, de la periodista Laura Castellanos, quien entonces colaboraba en este diario. La historia involucraba a policías federales en la masacre registrada en Apatzingan, Michoacán, el 6 de enero de 2015, en donde murieron al menos 16 personas. El Universal se negó a publicar dicha investigación y la congeló por dos meses y medio. Después de reunirse con sus abogados, Castellanos encontró un hueco legal y pudo publicar la historia en otro sitio: Aristegui Noticias. El día que publicaron el reportaje, la página fue hackeada. Meses después, el trabajo de la reportera fue galardonado con el Premio Nacional de Periodismo.

José Antonio Meade Kuribreña, precandidato presidencial del PRI

Otros casos de censura…

The New York Times también escribió sobre la censura que sufrió el periódico Milenio. En marzo de 2016, este diario publicó un reportaje sobre el “fracaso” de la Cruzada contra el hambre, programa de la Sedesol. Después de que Rosario Robles, extitular de la dependencia, se quejara de la investigación, el título de la nota fue cambiado. Originalmente esta se llamaba “El (falso) éxito de la Cruzada Nacional contra el hambre”; después de las quejas quedó como “El éxito de la Cruzada Nacional contra el hambre”, cambiándole por completo el sentido. En un comunicado, el diario afirmó que “aunque el reportaje contenía información relevante y novedosa, también tenía errores metodológicos que arrojaban, en consecuencia, conclusiones debatibles y afirmaciones que se prestaban a confusión”.   

En el texto se rememoran otros casos, como el de La Jornada, que pasó de ser un medio crítico a casi casi un vocero presidencial, indica The New York Times. El diario habría perdido su “independencia editorial” después de ser salvado de la bancarrota con publicidad del Gobierno Federal. “Entendí que había problemas que no podía cubrir. Y eventualmente ya no busqué ese tipo de historias”, relató para el NYT un editor que trabajó por varias décadas en Excélsior.