Así como lo ven. Este jueves, Vicente Fox hizo públicas, una vez más, sus intenciones de entrarle con todo al negocio de la marihuana en el momento en el que sea legal. Es más, ahora hasta comentó que el recinto Centro Fox se convertirá en un invernadero dedicado a la investigación y producción de esta planta.

Aprovechando su participación en el foro CannaMéxico 19, el expresidente aseguró que ya tiene la mira bien puesta en su siguiente negocio:

“Aquí mismo en los terrenos del Centro Fox se va a instalar un invernadero de la más alta tecnología, para producir la planta y a la vez investigar la misma en este camino de manera permanente de ir buscando los usos de esta planta maravillosa que hoy ya está en muchos lugares y en muchos productos”, comentaba.

Como ya venía encarreradito —y no le tocaron a su némeses en la presidencia para que no hiciera corajes—, Vicente Fox utilizó su amabilidad para pedirle a las autoridades de México que despenalicen lo antes posible la producción y comercialización de la marihuana. Según esto, dijo, esta medida podría ayudar a hacerle frente a la violencia generada por el crimen organizado.

Lo curioso acá es que hace apenas un mes había dicho que no tenía lana para invertirle a la marihuana.

Lamentándose de su nueva faceta austera, el expresidente y embajador de empresas de marihuana dijo en marzo: “No tengo dinero para invertir. Soy pobre, me quedé sin pensión y soy honesto”.