Y justo cuando los desconfiados del gobierno se frotaban los dedos para comenzar a tuitear “¡pura cortina de humo!”, salió el abogado de César Duarte a señalar que no: pese a los fuertes rumores de la detención de su cliente en Italia, éste sigue prófugo de la justicia.

Y todo comenzó porque, horas antes, se dio a conocer que un juez federal en Morelos ordenó al gobierno de Chihuahua ejecutar la aprehensión del Duarte que no está en el bote. Es decir, el exgobernador de aquella entidad, César Duarte.

¿Hasta apenas? El PRI anuncia la expulsión de César Duarte, exgobernador de Chihuahua

Foto: Cuartoscuro

El asunto no era la gran cosa, la verdad. Hasta el momento, el exmandatario chihuahuense tiene en su haber 21 órdenes de aprehensión y ahí lo tienen: como si nada por el mundo, cargando acusaciones por los delitos de peculado, enriquecimiento ilícito y peculado.

Manuel Luna H. y César Duarte

Foto: Teléfono Rojo

De acuerdo con diversos medios, la nueva orden federal tiene un alcance tal que debe ser obedecida por la Comisión Estatal de Seguridad, la Policía de Investigación y, además, la Fiscalía General de la República.

En fin… muy espectacular el anuncio (nah, ni tanto), pero nomás no se ve nada de acción. Sin embargo, luego de esta noticia, comenzó a circular en redes la versión de que César Duarte, por fin, había caído: “Captura la Interpol en Florencia, Italia a César Duarte, ex gobernador priista de Chihuahua. La Operación Zafiro llega a él y a altos funcionarios del gobierno de Peña Nieto”, escribió en su cuenta Twitter el periodista y presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado, Jenaro Villamil.

Pero nomás fue la emoción del momento, porque casi enseguida la periodista Azucena Uresti tuvo contacto con el abogado de César Duarte, quien confirmó que su flamante cliente sigue prófugo de la justicia. “Falsísimo (…) no está detenido” mi cliente, señaló Ricardo Sánchez Retana con un pin$%&e orgullo no de no juegues.

En fin, Sánchez Retana no quiso decir si su cliente está en Italia… digo, al menos para jugar al “caliente, caliente, frío, frío”… así que habrá que estar al pendiente, para ver si ya cae uno de los muchos peces gordos que el gobierno de la 4T ya tiene con órdenes de aprehensión.