Foto: Getty Images.

Victoria para los chalecos amarillos: Macron promete aumento del salario mínimo

Tras las protestas de los chalecos amarillos, el sábado pasado, Macron se reunió con su equipo y estas son las medidas para contener el descontento social.

Ante las protestas de los chalecos amarillos —que salieron a las calles el fin de semana pasado en lo que llamaron el “IV acto” de la serie de manifestaciones—, Emmanuel Macron tuvo que dar marcha atrás al gasolinazo en Francia y, además, este lunes prometió un incremento al salario mínimo.

¿Una victoria para los chalecos amarillos? De acuerdo con el mandatario de Francia, el aumento corresponde a 100 euros —algo así como dos mil 300 pesos mexicanos— mensuales y comenzará a aplicarse en 2019.

“A medida que me comprometí durante la campaña, el salario de un empleado en el SMIC aumentará un total de 100 euros al mes, sin que le cueste un euro extra al empleador y que a partir de 2019 se extiende a lo largo de los cinco años”: Macron.

Pero eso no fue todo, porque dentro de las medidas Emmanuel Macron llamó a las empresas a dar bonos a sus empleados —como parte de un plan para contener el descontento social por la economía francesa y los altos precios de los servicios y productos—.

El plan de Macron

El sábado pasado el choque entre los chalecos amarillos y la policía antimotines fue violento y pese a la resistencia del gobierno francés, Macron tuvo que salir a dar un discurso en el que prometió atenuar las medidas fiscales.

Por ejemplo, habló de eliminar el aumento de impuestos que afectaba a la gente de escasos recursos y a los pensionados. Según Macron, estos impuestos se reducirán “rápidamente, manteniendo nuestros gastos bajo control”.

“Pediré a los empleadores que paguen una bonificación de fin de año. Esta bonificación no tendrá que pagar impuestos ni cobros”: Macron.

Luego, están los impuestos sobre tiempo extra, comenzar con el recorte de impuestos y brindar una bonificación de fin de año para los trabajadores de escasos recursos —ya que una de las demandas más recurrentes en las manifestaciones de los chalecos amarillos es que el gobierno sea equitativo, pues ha promovido la riqueza entre los que más tienen, como empresas nacionales y trasnacionales, según los inconformes—.

Mientras tanto…

El impuesto sobre la riqueza y la reducción de los impuestos a los jubilados están por verse, de acuerdo con Bruno Le Maire, ministro de Finanzas, el gobierno no está convencido de aplicar estas acciones. Pero lo importante es que la clase trabajadora no se lleve los golpes más duros.

Sin embargo, tanto el presidente galo como su equipo condenaron las protestas que se han vuelto cada vez más radicales —hasta pedir la renuncia de Macron, quien el día de hoy dio su primer mensaje después de una jornada de silencio ante las calles de París y otras ciudades tomadas por los chalecos amarillos, quienes dicen que su lucha es parecida a la Revolución de 1789.

Así pintan las cosas para Macron y su equipo —quienes tuvieron que dar marcha atrás con la cancelación al alza de los impuestos a los combustibles durante el primer semestre de 2019 y el aumento en las tarifas de electricidad y gas—.

**Foto de portada: Getty Images.

Top Relacionadas